Actualidad

Imputaron a policías que extorsionaron a hermanos

Las víctimas fueron asaltadas por motochorros y luego por policías.

José Armando Díaz Martínez y su hermano menor, quienes se dedican a la reparación de armas denunciaron que fueron víctimas de robo dos veces en un solo día, primero por motochorros y segundo por policías.

El jueves a la tarde, dos desconocidos llegaron hasta el local, ubicado en el Mercado de Abasto de Ciudad del Este, y a punta de arma se alzaron con 2 armas de fuego que son de sus clientes, 2 teléfonos celulares y G. 1.800.000 en efectivo.

Tras el atraco, las víctimas llamaron a la comisaría para comunicar el hecho y dos oficiales de la Subcomisaría 51 del barrio San Miguel, acudieron al llamado, pero lejos de ayudarlos, comenzaron a extorsionarlos, acusándolos de tráfico de armas.

Los uniformados exigieron la entrega de G. 5.000.000 para no “escribir por ellos” de lo contrario iban a parar a la cárcel. “Les cuestioné y me dijeron que ellos eran policías, que podían escribir lo que se les antoje y no iban a ser culpados. Le di la plata que tenía para pagar mi alquiler”, afirmó José. La suma era casi G. 4.000.000 y además debían de pagar mensualmente G. 120 mil.

El joven contó a su mamá y esta realizó la denuncia pública diciendo que tienen todos los papeles y que trabajan legalmente y fueron hasta la Dirección de Policía a denunciar el hecho.

Ayer a la tarde, el fiscal Luis Trinidad imputó por extorsión y coacción grave a los dos policías involucrados, que fueron identificados como Carlos Esteban Aguayo Brítez y Eriverto Ovelar.

Dejá tu comentario