Extra

Actualidad

Imputan a chofer por muerte de universitaria

El conductor de la Línea 2 giró de golpe con la puerta abierta, la joven cayó y murió.

Tres escasos meses faltaban para que María del Carmen Vázquez Almada concretara uno de sus mayores sueños: ser psicóloga.

Ese anhelado título se lo iba a dedicar a sus padres y a su hermano, pero una tragedia acabó con su vida en una pronunciada curva.

Carmencita, como le decían, se iba entusiasmada a la Universidad Autónoma del Paraguay (UAP), ubicada en el microcentro de Asunción; abordó un micro de las Líneas 2 y 7, Empresa Guaraní S.R.L.

Una hermosa sonrisa y su mano tocando el timbre fue lo último que vio María Giménez, su compañera, siendo ese sonido la más triste despedida entre ellas.

La mujer de 28 años salió despedida del coche Nº 26, al mando de Cristhian David Díaz González (41), en General Díaz e/Colón, y llevó la cabeza por el cordón de la vereda. Rápidamente, la universitaria fue socorrida, pero su sangre ya empapaba aquella esquina donde reina el peligro. Carmen había fallecido.

Giménez denunció en la Comisaría 1ra. que las puertas traseras estaban abiertas cuando estaban en movimiento, lo que hizo que ella cayera.

El giro imprudente en esas condiciones se cobró una joven vida, hecho que consternó a todos.

Se abrió sumario

Pedro Britos, viceministro de Transporte, mencionó a EXTRA que abrieron un sumario contra la firma. “Apenas tomamos conocimiento iniciamos el sumario de oficio contra esta empresa para saber qué pasó”, respondió. Agregó que circular con las puertas abiertas es una de las faltas más cotidianas. “Todos los días multamos por esta infracción”, lamentó.

Daniel Figueredo, propietario de la línea, dijo a nuestro diario que las grabaciones del suceso ya están en manos de la Fiscalía. “Esa unidad era con aire, tiene un sistema automático que hace que no pueda moverse con la puerta abierta”, sostuvo.

El conductor fue imputado por homicidio culposo y la fiscala Nathalia Silva ordenó su detención en la Comisaría 1ra.

Pensaba en su hermano

“Tenía muchos sueños y proyectos, estaba muy entusiasmada porque en diciembre iba a defender su tesis, tenía planes de ir a Irlanda para hacer un posgrado y deseaba llevar a su hermano, para que pudiera seguir los tratamientos que necesita. Era una mujer luchadora, persistente, dedicada a su familia, siempre predispuesta a ayudar”, dijo Geraldine Benítez, compañera de Carmen.

Dejá tu comentario