Extra
Destacados

Actualidad

Hizo enojar a su novia para luego pedirle matrimonio

El joven fue vestido de militar y en carro de bombero junto a su amada. Ambos se conocieron a través de las redes sociales.

Ya pasamos la primera etapa, la de la amistad, también la segunda etapa, el noviazgo, y ahora quiero que vayamos a la tercera etapa. Quiero que seas mi esposa”. Con estas palabras, ayer el joven Alexander Fernández , arrodillado y vestido de militar, le pidió matrimonio a su novia Liz Sosa.

La pareja se conoció mediante las redes sociales. Ale le escribió por Facebook, pero la chica lo ignoró, entonces le escribió en el Instagram y luego de un año la mujer le respondió, comenzaron a mensajear y luego de algunas semanas, se pusieron de novios.

Pero no todo fue color de rosa, a los 4 meses de noviazgo, Ale pidió a su novia terminar con la relación. Pues a los 13 años se le diagnosticó cáncer de colon y desde entonces sigue un tratamiento. “Le dije que me deje, pues no quería que pierda su juventud conmigo, pero no quiso. Me dijo que quería estar conmigo, cuidarme y juntos poder superar lo que se viene. Ahí supe que ella es la mujer correcta y decidí que quiero casarme con ella”, contó el joven, oriundo de Ciudad del Este, Alto Paraná.

No pegó un ojo

Un día antes, Ale se hizo del enojado para que Liz no le escriba ni vaya a su casa. “Anoche ni siquiera pude dormir. Hice que se enoje conmigo para que no sospeche nada”, confesó entre risas.

Ayer fue hasta el lugar de trabajo de su futura esposa en un carro de bombero, de donde bajó y temblando hizo la pregunta. Pero al escuchar el “sí, quiero” de la joven, los nervios desaparecieron y solo tuvo ganas de abrazar y besar a su amada.

La boda está prevista para fin de año, o en todo caso para enero del 2020. “Primero debo liquidar algunas cuentitas que tengo y por mi enfermedad ahora mismo estoy sin trabajo”, manifestó Alexander.

Dejá tu comentario