Actualidad

Hermanos volvieron a verse luego de 55 años

Una abue de 80 pirulos buscaba al pahague y un policía les ayudó.

Cincuenta y cinco años pasaron para que los hermanos Faustina (80) y Severiano Álvarez (71) volvieran a encontrarse.Siendo niños, su vida dio un giro rotundo con la muerte de los padres.

Eran siete hermanos, de los cuales dos nacieron antes y tenían otro papá. Entonces, los más pequeños fueron de San Pedro del Ycuamandyyú a Asunción para vivir con la hermana mayor.

Con el tiempo perdieron contacto entre ellos, contó Anselma Lezcano. Su mamá, doña Faustina, solo tenía noticias de su hermana Virginia, de Ciudad del Este.

Anselma empezó a buscar a sus otros tíos para darle esa alegría a su madre. “Pienso que cada ser humano tiene un propósito en la vida, y creo que el mío es unir a mi familia”, contó a EXTRA.

Tras publicar la historia en un grupo de Facebook, un policía les ayudó recurriendo a la base de datos de la institución.

Así encontraron la semana pasada a don Severiano, que vive en Lambaré y es carpintero. El sábado, él ya estaba en Caaguazú.

Ña Faustina no podía dejar de llorar al ver llegar al pahague. Con asado y sopa, Faustina, Virginia y Severiano celebraron ayer una linda reunión familiar.

Hermanos se reencontraron en Caaguazú
Mucha emoción se vivió ayer en el reencuentro de los hermanos.

El abuelo dijo estar muy contento: “Uno añora a sus familiares; a veces uno logra, otras veces no logra (hallarles)”.

Por si faltaran sorpresas, también les llamó desde Argentina otra hermana, Anuncia. Ahora solo falta ubicar a Pedro Pablo Álvarez, que tendría 76 años. Las otras dos hermanas ya fallecieron, contó Anselma.

Dejá tu comentario