Actualidad

Hay más plagueones y argeles durante la cuarentena, dicen

Varios están con los nervios de punta por el encierro. Afirman que las mamás y las abuelas son las que más se alteran.

Desde hace meses, Luz Mendieta se sienta a ver la tele en medio de plagueos: critica, sin darse cuenta, todo lo que observa, hasta a los actores de las telenovelas. Afirma que por la cuarentena tiene un pirevai fenomenal.

La caaguaceña dijo a EXTRA que una vez, en medio de los nervios, hasta le “desafió” a una actriz de la novela que veía porque le perdonó a su novio que le puso los cuernos, contó la doña. “Desde hace tiempo que vivo tomando té de menta’i porque demasiado argel estoy por el encierro”, acotó la mujer.

Al igual que ella, Johana Morínigo, de Presidente Franco, comentó que hay días que ni ella misma se aguanta y que la víctima de sus plagueos es su marido.

“No sé si mi embarazo o el encierro me pone realmente muy argel. Siento que demasiado mal le trato a mi marido, me pongo a llorar y luego cuando me pregunta qué me pasa, y me pongo a retarle otra vez”, señaló la mujer.

“Insoportable”

Mariano Recalde, de Fernando de la Mora, contó que la que está “insoportable” es su esposa, y que incluso, por lo plagueona que es, decidió mudar su cama en el patio de su casa.

“Se plaguea hasta porque respiro fuerte. Me mandó pintar toda la casa de un color, luego no le gustó y me pidió otra vez pintar a otro color. Incluso, cuando tenemos intimidad se plaguea porque quiere así o de esta forma”, lamentó el joven.

Liz Candia, de Asunción, tuvo un reclamo parecido, pero con su compañero de trabajo. “Al principio entendíamos su argelería porque le dejó su novia y ya no tiene más kunu’û en la cama, pero se pasa plagueándose hasta porque hay más polvo en su escritorio”, dijo la mujer.

Ka’u argel

Aseguró que una vez casi les clavó a todos, tratando de “relajarlo” con un poco de chupi.

“Le emborrachamos para que gua’u se desestrese, fue en vano, esa noche se volvió más argel ka’úre y nos desafió a todos con una tijera”, dijo entre risas la joven a EXTRA.

Mamá plagueona

Lucio Acosta, de Paraguarí, comentó que su mamá se volvió extremadamente plagueona en la cuarentena y que ya no sabe cómo calmarla. “Demasiado argel está, me reta por todo lo que hago y me enferma”, dijo.

Abuela argel

“Mi abuela está muy argel ahora, yo creí que era por la seca y el agosto piru, pero ya es septiembre y sigue saliendo pura argelería de su boca. Ella ya está en silla de ruedas, a veces no le soporto más y le doy comida para que tenga la boca ocupada y no me rete”, dijo Justina Ayala, de San Lorenzo.

¿Por la Luna?

“Un pai me dijo que le hicieron un trabajito muy fuerte a mi esposa y que por eso está demasiado argel; todo es a causa de la luna llena me dijeron, por eso el médico dio algunas oraciones que estoy repitiendo para que se le pase pronto la argelería”, comentó Alejandro Arcondo, de Luque.

“Con menta’i”

“A full menta’i y ñangapiry le bajamos en el trabajo y eso nos ayudó un poco, hubo un tiempo que por poco no nos clavábamos todos en la oficina de tan pirevai que estábamos. Esta crisis nos afecta demasiado a todos y reaccionamos mal”, mencionó Luis González, de Asunción.

Encerrados

Karen Robledo, psicóloga, dijo que los nervios de punta de mucha gente se debe a una gran ansiedad, estrés o hasta depresión por estar encerrados. “Casi 6 meses ya estamos en cuarentena, eso afecta bastante, además de la falta de sexo, la crisis económica, todo esto influye”, señaló.

Dejá tu comentario