Actualidad

Harán huerta en casa de mujer desalojada

Otra ocupó terreno por el que los anteriores dueños ya habían pagado a los dirigentes.

Harán una huerta comunitaria de la humilde casa de madera de una mujer de un asentamiento de Caaguazú que fue desalojada mientras estaba en el hospital con su hijo.

"Para que nadie se pelee, la presidenta Griselda Martínez quiere poner una huerta comunitaria y no vamos a permitir eso", afirmó a un medio local la afectada, Liz Torres.

Ella denunció que antes de la cuarentena pintó toda la casa como para ocupar con sus dos niños y que en la cuarentena tuvo que llevar al hospital de Capiatá a su hijo. Cuando le dieron el alta, el lunes 18 de mayo, encontró a otra vecina con sus cosas en su casa.

"La representante de la Defensoría, Ana Rojas, me dijo que me iban a conseguir una casa mejor, pero yo no quiero nada más que mi casita porque tarde o temprano voy a poder levantarla", mencionó la afectada.

Esta disputa inclusive llegó a los arañazos entre las dos mujeres interesadas. Liz dijo que no dejará que le quiten la casa por la cual su mamá ya pagó más de G. 2.000.000 al dirigente César Fernández.

20200522-009 material A,ph02_27369_20166486.jpg
Liz dice que con el tiempo podrá levantar la humilde casita.
Liz dice que con el tiempo podrá levantar la humilde casita.

Negó que haya abandonado la propiedad y que tiene vecinos que saben de esa situación.

Por su parte, el dirigente César Fernández, refirió que Liz Torres después de ocho años quiere hacer uso de la casa "que supuestamente era de su madre".

"Tenemos un problema de ocupación, por eso el gobierno no puede comprar este asentamiento que está en una propiedad privada", afirmó.

Fernández insinuó que los recibos que le involucran serían inventos de la familia de Torres.

Dejá tu comentario