Extra

Actualidad

Hallaron la bala que mató a Meli y almohadas con sangre

Una vez más allanaron la casa de Jaime Fernández Vera en Ypacaraí. Fiscalía determinó como escena del crimen la pieza del prófugo.

Un tiro en la cabeza, específicamente en la sien, fue el que acabó con la vida de Meliza Fleitas. El presunto autor, Jaime Fernández Vera, sigue prófugo.

Luego de confirmarse qué tipo de arma segó los días de la joven de 18 años, el nuevo fiscal a cargo decidió regresar a la casa de Jaime, en busca de indicios que ayuden a determinar cuál fue exactamente la escena del crimen.

Luego de una meticulosa inspección al segundo piso de la casa, donde vivían ambos, finalmente encontraron el elemento que necesitaban: una bala. Un pequeño agujero en el somier del principal sospechoso llamó la atención de los intervinientes que rápidamente procedieron a romper la tela que cubría la parte de abajo de la cama. Entre las maderas, finalmente, la encontraron.

Sin embargo, esto no fue lo único que pillaron los intervinientes en el domicilio, que en reiteradas veces había sido visitado por la Fiscalía que, aparentemente, no detectó las abundantes evidencias que guardaba.

En una de las habitaciones contiguas a la de Jaime había un montículo de almohadas, entre ellas algunas con manchas de sangre.

"Lo que hicimos ahora es reconstruir la escena del crimen. Ahora tenemos un panorama más claro de lo que pasó y dónde", refirió Manzur.

Peritos de Criminalística explicaron que se sospecha que la víctima recibió el disparo en un violento ataque, de acuerdo a la trayectoria del proyectil encontrado.

Testigos clave declaran hoy

El fiscal señaló que hoy se presentarán en su oficina dos testigos que serían claves para la investigación, pues aportarían varios datos. "Sus testimonios son muy importantes", dijo.

Dejá tu comentario