Extra

Actualidad

Habló la mamá de Rodrigo: "Ahora sí estás muerta", le dijo su esposo

La mujer contó que el día anterior grabó el video donde mostró la infidelidad de su marido.

A poco más de un mes de aquel día que cambió por completo su vida, Dominga Dávalos Núñez finalmente rompió el silencio. La mujer contó los pormenores de aquel día en que su hijo se convirtió en criminal y su exmarido fue acribillado, al igual que el hermano de este, en el Paraná Country Club de Hernandarias.

Dominga contó que un día antes, el 5 de febrero, unos vecinos de su vivienda del barrio San Miguel de Ciudad del Este, le comentaron que su marido ingresó a la casa acompañado de otra mujer. Ella no resistió las ganas de ir a cantarle algunas verdades, y así lo hizo.

“Me fui, entré y le encontré realmente a mi esposo con una mujer. Me dio el tiempo hasta para filmar. Salí tranquilamente de ahí de la casa, le dije muchas cosas. Que por qué me hizo eso, que no me merezco, porque realmente no fue la primera vez”, relató a Telefuturo.

De allí salió y reunió a sus hijos. “Llegamos a mi casa, tengo una oficina en casa, ahí les dije a Rodrigo y a mi hijo menor 'tengo algo que decirles a ustedes'. Le dije a Owen 'encontré a tu papá así y no es la primera vez que está pasando. Yo me decidí dejarme de tu papá. Ya no da más, ya no soporto más los maltratos, porque no es la primera vez y cada día iba empeorando”, comentó.

Al día siguiente, ella fue en busca de algunas cosas a su vivienda y fue ahí que todo comenzó. “Yo no vi nada, yo no vi que Rodrigo tenía un arma. Solamente Nelson que le estaba apuntando y mi esposo que estaba con el arma detrás de mi agarrándome de mi cabello. En eso yo me siento mal, me falta aire por tanta presión, tantas cosas ahí, entonces yo le dije 'mi remedio, mi remedio por favor necesito', y Rodrigo me dice te voy a buscar tu remedio”, continuó.

Al salir Rodrigo como para buscar el medicamento, empezaron los disparos. “Ahí mi esposo también disparó a mi hijo y yo me quedé nula”, siguió. Su esposo le llevó a rastras hasta el baño con patadas y le encerró en el baño. Intentó utilizarla como escudo, para que Rodrigo no lo mate, pero no lo logró.

“Me dijo ahora sí estas muerta, te voy a matar, le voy a matar a todos tus hijos”, contó. Luego de la última explosión, quedó atónita, en shock. “No sé ni cómo salí del baño. No salí por la puerta llaveada, salí por el vidrio roto”, concluyó.

Dejá tu comentario