Actualidad

Fuego consumió pastizal y mató a un bombero

Seis horas lucharon los voluntarios contra las llamas.

Una extensa humareda cubrió el cielo pilarense, el calor se hizo intenso y el fuego amenazaba con extender sus llamas hacia el centro de la ciudad.

A pocos minutos de las 14:30 del sábado, las sirenas de los carros de bomberos retumbaron en las principales calles, camino a la reserva forestal de la empresa Manufacturera de Pilar, donde había nacido el voraz incendio.

“El calor era desesperante, aparte de los 40 grados que hacían, la sensación térmica era de mucho más”, comentó a EXTRA el comandante de los bomberos amarillos Cristian Torres.

Dos unidades y más de una decena de voluntarios se enfrentaron a 150 hectáreas del eucaliptal quemándose. Los voluntarios, apoyados por la brigada contra incendios de la empresa, luchaban contra el fuego. Seis largas e intensas horas tardarían en sofocar el fuego.

La fiscala Claudia Alonso explicó que el fuego se inició en una parte del predio de la empresa, pero rápidamente se extendió hacia afuera, debido al cambio en el sentido del viento, que mandó las llamas hacia el casco urbano.

“Trabajamos hasta las 20:00, se retiró el equipo y ahí se dieron cuenta que faltaba uno de ellos”, contó Torres. Uno de los empleados del lugar había desaparecido.

Era Hugo Javier Silva García. Él debía haber entregado su guardia a las 18:00 hs. de ese día, pero quedó como todos a luchar contra las llamas.

La búsqueda del hombre de 39 años se extendió hasta las 2:00 de la madrugada, hora en que se decidió dar por terminada.

Lo encontraron

Con los primeros rayos del sol, una comitiva reactivó la búsqueda, hasta que cerca de las 7:40 de la mañana de ayer finalmente dieron con su cadáver, calcinado.

La fiscala Claudia Alonso junto a un médico forense llegó al sitio para el levantamiento del cuerpo y posterior entrega del mismo a sus familiares.

Alonso explicó que también se designó a un fiscal del medioambiente para investigar el origen del incendio, que hasta el momento es todo un misterio. “No sabemos cómo empezó, si fue provocado o no”, afirmó.

No les dejaron entrar al predio a los amarillos

El comandante de los amarillos contó que todo el trabajo de ellos se centró en evitar que el fuego no se propague hacia el casco urbano, pues los responsables de la empresa no les dejaron pasar al interior del predio.

Por fortuna pudieron coordinar las tareas y evitar que el incendio continúe. “El riesgo inminente de que pase a la ciudad ya no existe”, aseveró el voluntario.

No obstante detalló que el existe una parte donde aún hay focos de incendio, pero hacia el río, manifestó.

Dejá tu comentario