Extra

Actualidad

Fue echada de la casa por su marido y su propio hijo

Un hombre, quien está con muletas a raíz de un accidente, denunció a su esposa por violencia doméstica. El juez del caso decidió que la mujer abandone la casa. El llamativo hecho ocurrió en el barrio Don Bosco de Ciudad del Este.

Con los vecinos curiosos siendo testigos, Sara Gómez salió ayer de la casa, que durante 24 años compartió con su marido Víctor Méndez.

Un juez resolvió la exclusión de hogar luego de que el hombre la denunciara por violencia.

El procedimiento estuvo a cargo de los agentes de la Comisaría 22, quienes llegaron a la vivienda ubicada en el barrio Don Bosco de Ciudad del Este y exigieron a la mujer que junte sus cosas y abandone el sitio.

Luis Barrios, abogado de Méndez, explicó que hace dos años su cliente sufrió un accidente que le afectó la columna, por lo que durante 1 año estuvo en silla de ruedas. Tras un tratamiento, volvió a caminar ayudado con muletas.

El letrado dijo que Sara se valió de esta condición para maltratar física y emocionalmente a su marido, a quien incluso echó de la casa.

Barrios argumentó que existían suficientes pruebas para que la jueza decidiera que la mujer sea expulsada de la casa y que el marido vuelva al hogar conyugal.

Por celos

Sara, en medio de lágrimas e impotente, contó que el único trasfondo de esta situación son los celos de su marido.

“Nunca le maltraté, él está haciendo todo esto por celos nomás, no quería si quiera que trabaje. Hasta hizo que me echaran del trabajo porque me acusó de meterme con mi patrón”, señaló.

La mujer contó que ella había comprado la casa en su época de soltera y que lo que está haciendo su marido, con el apoyo de uno de sus hijos, no tiene perdón.

Aseguró que para el lunes, día de la audiencia, llevará testigos que apoyarán su versión.

“Él es una persona violenta, él es el que me maltrataba, está traumado, necesita un análisis psicológico porque no está bien”, expresó.

Inusual medida judicial

El oficial Osmar Cáceres encabezó el procedimiento que dio cumplimiento a la orden del juez. Dijo que abundan los casos de violencia intrafamiliar; sin embargo, señaló que es la primera vez que es la mujer la echada y no el hombre. Un caso similar había ocurrido en Luque, cuando Irma Concepción Rojas, de 80 años, esposa de un conocido músico, fue desalojada de su casa por orden de un juez.

Dejá tu comentario