Extra

Actualidad

Fue condenado por acusar a su esposa de tener un amante

José Rolando Gómez tuvo que meter mano en su bolsillo y pagar G. 1.600.000 luego de que un tribunal diera lugar a la demanda por parte de su exesposa, a quien acusó de haberle puesto los cuernos con su jefe. La insólita sentencia se dio en mayo del 2018, pero los afectados recién la dieron a conocer ayer.

Consumido por los celos, José Rolando Gómez, llegó a la sede de la Entidad Binacional Yacyretá de Encarnación y, tras irrumpir en la propiedad, quemó la camioneta de su esposa, Verónica Ruiz Díaz.

Luego, pintó con grafiti la pared de una de las oficinas y en el mensaje acusaba a su señora de haberse metido con Eduardo Dose, jefe de la mujer.

Pasaron tres años de aquel escándalo que sacudió las redes sociales y Verónica en una entrevista exclusiva, rompió el silencio y contó a EXTRA cómo la supuesta historia de infidelidad terminó en una insólita condena.

“Durante una semana estuve en shock, pero después me hice fuerte y me propuse limpiar mi nombre”, contó.

Luego de pedir asesoramiento, decidió demandar por difamación al que en ese entonces todavía era su esposo.

LA MUJER.jpg

“Llevábamos un año y medio de casados, pero él era muy celoso, no me dejaba salir con mis amigas, me acompañaba a todos lados y al único lugar donde no podía estar conmigo era en mi trabajo”, relató.

Verónica incluso habló de la escena de violencia de la que fue víctima en manos de Gómez.

“Una vez nos peleamos y yo decidí dormir en el sofá, él se despertó y me estiró del brazo y me pegó. En esa oportunidad dejé pasar, porque llorando me pidió perdón”, comentó.

“Videos porno”

Verónica llevó adelante la demanda y, en un juicio que duró cerca de un año, quedó demostrado que entre ella y su jefe nunca hubo una relación prohibida.

La jueza Eva Silva Amarilla condenó a Gómez a desembolsar G. 14.600.000 por los daños que causó en aquel entonces.

“Hicieron correr videos porno que gente mal intencionada bajó de Internet y nos atribuyeron a mí y al ingeniero”, mencionó. Como consecuencia de aquel escándalo ella y su jefe fueron echados de la binacional y sometidos al escarnio público.

“A mí me decían la chica del video, mucho sufrí pero la justicia llegó”, expresó la mujer. Verónica dijo que solicitará su reintegración a la EBY y planea realizar una demanda en lo civil.

“Al final del juicio él (por Gómez) pidió perdón, pero del daño moral que me causó hasta ahora no me recupero”, finalizó.

"Dijeron que teníamos relaciones en mi oficina"

Eduardo Dose, principal testigo en el juicio y supuesto amante de Vero, lamentó cómo la prensa se prestó para manipular la información.

mena celoso.JPG

“Dijeron que nos encontraron teniendo relaciones en mi oficina y ella estaba a 150 km haciendo un trabajo de campo”, explicó. Para él, todo se trató de un plan para sacarlos de la EBY.

“Es increíble cómo la gente busca ponerte etiquetas y juzgar”, expresó. Dose fue contratado nuevamente y espera que ocurra lo mismo con Verónica.

Dejá tu comentario