Extra

Actualidad

Fijan juicio a Paraguay por el caso Arrom y Martí

A más de los 80 millones de indemnización que exigen ambos refugiados, la comisión de la OEA pide que se les de un fondo aparte para su rehabilitación física y mental, según el dictamen.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos fijó para el 6 y 7 de febrero para juzgar al Estado Paraguayo por el caso de Juan Arrom y Anuncio Marti, quienes reclaman una indemnización de 80 millones de dólares por “tortura y desaparición forzosa”. La comisión de la OEA que dictaminó sobre el caso pide además un monto para la “rehabilitación física y mental” de ambos dirigentes actualmente refugiados en Brasil.

En tanto, el gobierno ha reaccionado insistiendo en la extradición de Arrom y Martí, sospechados en el caso del secuestro de Maria Edith de Debernardi, ocurrido en noviembre del 2001. El pedido del Ejecutivo es que Brasil elimine la protección de refugiados que otorgó a Arrom y Martí para que sean traídos y sometidos a la justicia paraguaya

No obstante, los tiempos se acortan para el inicio del juicio, con un dictamen especialmente duro emitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el año pasado y el cual servirá de base para que la Corte realice el juicio.

La Comisión pide a la Corte cuatro medidas puntuales, comenzando por “reparar integralmente las violaciones de derechos humanos declaradas en el informe tanto en el aspecto material como inmaterial. El Estado deberá adoptar las medidas de compensación económica y satisfacción”.

Como segundo punto plantea que Paraguay adopte las "medidas de atención en salud física y mental necesarias para la rehabilitación de Juan Arrom y Anuncio Martí, de ser su voluntad y de manera concertada. Teniendo en cuenta que ellos se encuentran en Brasil, corresponde pagarles un monto específico para cubrir los servicios médicos que deban sufragar en dicho país”.

Pide reabrir el caso

El dictamen pide en tercer lugar “reabrir y completar la investigación penal de manera diligente, efectiva y dentro de un plazo razonable con el objeto de esclarecer los hechos en forma completa, identificar todas las posibles responsabilidades e imponer las sanciones que correspondan respecto de las violaciones de derechos humanos declaradas en el informe”.

La causa que lleva el número 12.658 también debe decidir, en cuarto lugar, sobre las los “mecanismos de no repetición” que pide la Comisión a Corte de la OEA. Estas medidas incluyen fortalecer la capacidad investigativa del Ministerio Público especialmente en casos de graves violaciones a derechos humanos, etc.

El juicio se realizará en Costa Rica y uno de los testigos llamados a declarar en relación al caso es el periodista Anibal Emery, de radio Ñandutí, quien fue el primero en llegar a la casa del bario 29 de Septiembre de Villa Elisa donde Arrom y Martí estaban encerrados.

El argumento de la demanda de ambos encausados es que fueron retenidos y torturados desde el 17 al 30 de enero del 2002 para que se declararan culpables del secuestro de Nika Debernardi. Ambos están como refugiados políticos desde el 1 de diciembre del 2003 en Brasil.

Embed

Dejá tu comentario