Actualidad

Fiado y "en suelto" son los más pedidos en almacenes

Piden comprar de despensas de barrio para evitar aglomeración.

A penas G. 1.000 tenía y, con un poco de temor, se acercó hasta una despensa de Fernando, Zona Sur, para pedir algunas galleta por ese monto.

En barrio Obrero, Asunción, Ña Neka, como se la conoce, está recibiendo más pedidos a granel o “en suelto”, como el aceite, yerba, desodorante de piso, entre otros. “Por G. 2.000’i y eso yo ya doy, porque acá es un barrio humilde luego. Muchos ya no tienen ni su changuita”, lamentó la doña a EXTRA.

Estas son solo algunas de las escenas que se registran desde la segunda semana de cuarentena por el coronavirus.

El presidente de la Asociación de Almaceneros Minoristas del Paraguay, Luis Ibarra, comentó a EXTRA que desde esta semana hay un aumento de concurrencias en las distintas despensas de barrio, como en otros años no se vio.

El empresario explicó que si bien están atendiendo con normalidad, la mayoría de sus vecinos de Luque, por ejemplo, le están “rogando” que no cierren durante el paro sanitario. “Ya no quieren agolparse en los supermercados. En las despensas se respeta si hay mucha gente, esperan nomás afuera. Tenemos alcohol en gel y productos de buena calidad”, expresó.

Ibarra calcula que cuando falte plata se podría sentir un poco más los pedidos de “auxilio” de último recurso como la famosa libreta de almacén. “Ese cuadernito nunca dejó de existir. Depende de los dueños", dijo el despensero.

Adecuan a las nuevas formas de compra

La novedad, desde hace algunos días, es que en algunos almacenes hasta podés pedir hasta delivery.

“Yo estoy en el grupo habitacional de Luque. Acá me llaman o me tiran un wasap y le preparo la mercadería y le llevamos. Muchos son adultos mayores”, mencionó Luis Ibarra, de la Asociación de Almaceneros. Celebró esta modalidad de comercializar por facilitar “nuevas posibilidades para las personas que no pueden movilizarse de su casa”.

Doná tu vuelto para ayudar

Vecinos del barrio Campo Grande de Asunción saben que muchas personas no están pudiendo alcanzar una comida al día debido a la cuarentena por el coronavirus.

En la despensa “La Esperanza”, en las calles Américo Merlo y Olimpo Escobar de ese barrio, por ejemplo, pusieron una alcancía donde podés donar tu vuelto. La idea es que las personas que no tengan dinero puedan para hacer sus compras de esa plata.

Dejá tu comentario