Actualidad

Feroz lío por deuda de socio de cooperativa ya fallecido

Un tribunal favoreció a Reducto Ltda., que pide más de G. 97 millones a la familia aunque una aseguradora ya pagó.

Una familia de San Lorenzo teme que la Cooperativa Reducto le saque la casa por una deuda del papá difunto, pese a que el seguro ya la pagó.

El socio Armindo Morínigo falleció en 2015 y la institución empezó a presionar a la viuda, según su hija Rossana. “Querían que mi mamá firme un nuevo pagaré por G. 190 millones a 10 años”, contó.

Durante dos años les amenazaron con sacarles la casa, dijo. La doña ya estaba resignada a ir a firmar el nuevo documento, pero la familia averiguó primero con Aseguradora Paraguaya S.A. (Asepasa) si el finado tenía seguro.

Desde la empresa les confirmaron que sí y que con un G. 183 millones cubrieron toda la deuda, pero la cooperativa iba a ocultar esa información para cobrar dos veces.

Los afectados denunciaron a la institución y, en 2018, el fiscal Gerardo Mosqueira imputó por extorsión y estafa a Alberto Martínez González (presidente), Claudia Barreto (gerente), Zully Miño (secretaria) y Remigio Alonso Jara (tesorero).

Por su parte, la directiva presentó un estado de cuentas visado por el Instituto Nacional de Cooperativismo (INCOOP) para apurar el cobro vía judicial, diciendo que la familia del socio fallecido debía más de G. 97 millones.

Los afectados dijeron que esos papeles tenían firmas falsas, citando un peritaje de Delitos Económicos de la Fiscalía.

El juez de primera instancia, César Godoy Morales, resolvió que la cooperativa ya no tenía nada que reclamar.

La institución apeló y un tribunal conformado por Stella Maris Zárate, Carlos Escobar y Ramón Ynsfrán, con dos votos contra uno, decidió que la familia debe pagar igual.

Dejá tu comentario