Extra

Actualidad

Feminicidio en Bado: "Te veo con otro y me vas a conocer"

La víctima recibió en total 10 impactos de bala, según la forense. La mujer era constantemente amenazada por su expareja

Acompañada de su actual pareja, Teresa Mareco disfrutaba de un refrescante tereré bajo un árbol, en el patio de su vivienda ubicada en la tercera Sección de la colonia Mariscal López de Capitán Bado.

Eran alrededor de las 15:40 de ayer, cuando dos motociclistas llegaron al lugar y sin mediar palabras abrieron fuego contra ellos.

La mujer, de profesión peluquera, recibió 10 impactos, que le produjeron la muerte de forma instantánea.

Su concubino, Antonio Salinas, huyó despavorido del lugar. Los impactos de bala alertaron a los hermanos de la víctima, quienes salieron para ver qué pasaba.

Agentes de la Comisaría 4ª llegaron rápidamente al lugar, donde encontraron a la mujer aún tendida en medio del patio, por lo que el fiscal Leonardo Cáceres ordenó su traslado hasta la morgue judicial.

Los uniformados conversaron con los hermanos de la víctima, quienes afirmaron que la única persona que podría tener algo contra la mujer: era su expareja.

La amenazaba

“El hermano nos dijo que hace años ya habían terminado, pero que él siempre le amenazaba”, relató a EXTRA el subcomisario César Galeano.

El uniformado agregó que tiempo atrás el presunto autor moral, cuyo nombre no fue divulgado, le dijo que no quería verla con otro hombre y que “si le veía, lo iba a conocer”.

Agentes de la división de Homicidios, a cargo del comisario Hugo Sosa, también llegaron al sitio, donde empezaron a indagar a los familiares.

La forense Jane Oliveira explicó que la víctima recibió todos los impactos por el lado derecho, en total 10 con orificios de entrada y salida de un arma calibre 9 mm.

El fiscal Cáceres, por su parte, aseguró que ya tienen pistas sobre la identidad del presunto autor, pero prefirió mantenerlo en reserva.

Hasta el cierre de nuestra edición, la actual pareja no había sido ubicada, como tampoco el presunto autor moral del crimen.

Los sicarios estaban a bordo de una moto negra, portaban cascos y camperas oscuras.

La peluquera fallecida tenía tres hijas y un varón, entre ellos, dos aún menores de edad, quienes quedaron huérfanos. El cuerpo de la víctima fue entregado a sus familiares.

Dejá tu comentario