Extra

Actualidad

Fahd Jamil pide declarar la muerte de su hijo desaparecido

Fahd Jamil, conocido como "Rey de la frontera" o "El Padrino" acudió a la justicia para pedir que se declare oficialmente la muerte de su hijo, desaparecido hace 8 años

Daniel Alvarez Georges, quien entonces tenía 43 años, fue visto por última vez el 3 de mayo del 2011, un día después de salir de prisión en el vecino país, donde cumplió condena por tráfico de drogas. “Danielito” como era conocido, es sindicado como el autor moral del asesinato del periodista Santiago Leguizamon.

Las investigaciones apuntan a que Daniel fue ejecutado, pero su cadáver fue ocultado y hasta ahora nunca se encontró. Fue visto por última vez en la churrasquería de un shopping de Campo Grande (Brasil), a unos 300 kilómetros de Pedro Juan Caballero.

Los Jamil aparecieron vinculados al crimen fronterizo e incluso a la política paraguaya. En el caso del padre, Fadh, tuvo una condena de 20 años en la justicia del vecino país, por drogas, se refugió en nuestro país pero luego fue absuelto. También fue investigado por delitos financieros. Fue mencionado en reiteradas ocasiones con exponentes de la política paraguaya, tanto liberales, como colorados, incluyendo al propio Horacio Cartes.

En tanto, Daniel Georges fue vinculado con el crimen de Santiago Leguizamón, en 1991. Además, en el 2002 fue detenido en el aeropuerto de Sao Paulo, al llegar de Colombia. Se dedicaba a importar droga directamente de las FARC. Estuvo en la prisión de Mirandópolis (Sao Paulo) hasta el 2 de abril del 2011. Pero fue asesinado al día siguiente.

Fahd Jamil alegó ante la justicia de Ponta Porâ que ya pasaron 8 años de la desaparición de su hijo sin que sus amigos o familiares tuvieran ningún contacto o noticia de su paradero y teniendo “noticias de que fue víctima de homicidio doloso por medio de emboscada y ocultación del cadáver”.

Sus hijos no pueden viajar

Daniel dejó cuatro hijos pequeños que viven con sus respectivas madres y reciben asistencia del abuelo Jamil y señora. La situación judicial indefinida, alega, causa trastornos como por ejemplo, que no pueden viajar por falta de autorización paterna o para tramitar documentos.

En la presentación hecha por el abogado Augusto Derzi Rezende, pide un fallo declarando la ausencia y muerte presunta, haciendo constar así en el registro público con el certificado de defunción pertinente.

Dos hombres declararon tras la desaparición de Daniel Georges, pero ambos murieron después en distintas circunstancias violentas. Dijeron que el hijo de Jamil estaba con deuda “de plazo”, lo que en la jerga significa que debía dinero al PCC. Los declarantes fueron Alberto Aparecido Nogueira (“Betâo) y Claudio Rodrígues de Oliveira (“Méia-Àgua”). Sin embargo, otro testigo dijo que en realidad Claudio Rodrígues era el que debía 100 reales a Daniel Georges.

Lo cierto es que ambos hombres zafaron el proceso por la desaparición del narco, pero posteriormente tuvieron finales sangrientos. Claudio Rodrígues cayó a tiros en Sao Paulo el 18 de septiembre del 2015, mientras “Betâo” fue asesinado el 21 de abril del 2016 y su cuerpo fue encontrado totalmente carbonizado en el portabulto de un auto en Bella Vista (lado brasileño), consigna el sitio de noticias Campo Grande News.

Dejá tu comentario