Actualidad

Extorsión: adolescente jodió casi 40 millones a una niña

Le decía que un hombre le pedía plata a cambio de no matarla. Usaban hasta el celular de la abuela para recibir los giros extorsivos.

Con gran angustia, la mujer de 42 años dejó a los policías y el fiscal Reinaldo Castillo ingresar a su domicilio.

Asombrada por la presencia de los intervinientes, les dijo que podían revisar todo cuanto quisieran.

Entre cuchicheos, dos adolescentes de 16 años y otro de 17 soltaban alguna que otra carcajada, mientras la madre moría de vergüenza al enterarse que dos de sus hijos y su sobrina se enredaron en un jodido delito.

“Ellos tomaron como broma el procedimiento. La mamá obviamente no, estaba asustada”, relató a EXTRA el fiscal.

Castillo llegó junto con agentes de la policía Antisecuestros hasta una casa del barrio Lucerito de Obligado (Itapúa), hasta donde les llevó la señal de varios teléfonos que habían recibido giros, producto de una extorsión.

“La víctima fue una niña de 12 años”, comentó el oficial Inspector Hernal Ayala. “Una vez que entraron en confianza, el chico le pidió dinero, la víctima accedió porque todo era en carácter de préstamo”, continuó.

Las primeras semanas giró montos de entre 200 y 300.000 guaraníes. Hasta que ideó un plan para quitarle más dinero. “Le dijo a la víctima que conoció a un tipo que le conoce a su familia y que él (menor) le hacía ‘el aguante’ para que no se le haga daño”, expresó el uniformado.

“Le dijo que el extorsionador conocía sus movimientos y que amenazó con matar a su familia ( La de la nena). Ahí comenzó todo para girarle en cantidad superior”, añadió Castillo.

Los montos alcanzaban desde G. 1.000.000 hasta 2.000.000, que se repartían entre dos hermanos y una prima. Así llegó a girar unos 40 millones de guaraníes.

“Todos los menores tenían conocimiento de esto, inclusive utilizaban el teléfono de la abuela”, detalló Castillo.

El hecho fue descubierto por la madre de la niña de 12 años, cuando se percató que en su negocio, donde también tenía un puesto de envío de giros, había un millonario faltante. Indagó y su hija le confesó todo.

Para comprar celus y otras cosas

El fiscal Castillo refirió que generalmente el único que retiraba los giros era el muchacho de 16 años, pero que los teléfonos a los que se giraba la plata eran por él, su prima de 16 años, su hermano de 17.

La mamá dijo al fiscal que no sabía lo ocurrido ni lo que hicieron con la plata, pero que le pareció llamativo que su hijo haya comprado celulares caros. No obstante, ninguno de ellos fue detenido. El autor principal sería imputado por extorsión, adelantó Castillo.

Durante el allanamiento, los intervinientes incautaron cinco celulares y cuatro tarjetas SIM, todos estos utilizados para cometer el ilícito.

Dejá tu comentario