Actualidad

Explotaba sexualmente a su hija y su vecinita de 12 años

Las niñas eran abusadas por hombres invitados por la mamá.

Las constantes fiestas a altas horas de la noche y madrugada en una vivienda llamaron la atención de pobladores del asentamiento Cristo Rey, de Minga Guazú, Alto Paraná.

La música a todo volumen se escuchaba a cuadras del lugar. Pero lo que más les extrañó fue que la dueña de casa, una viuda de 50 años, no tenía trabajo pero tampoco le faltaba plata para darse ciertos lujos.

Los lugareños quedaron horrorizados al saber que la doña en cuestión, identificada como J. O. D. R., aparentemente explotaba sexualmente a su propia hija de 12 años.

La denuncia fue realizada el viernes ante el sistema de “Fono ayuda del 147”, por uno de los vecinos.

Esta persona manifestó que la mujer no solamente utilizaba a su hija, sino también a una vecinita del barrio, también de 12 años.

La fiscala Analía Rodríguez señaló a EXTRA que el denunciante refirió que en la casa frecuentaban hombres y que aparentemente una de las niñas estaba embarazada.

Siempre de acuerdo a la denuncia, la mujer invitaba a las personas a su casa y estas a su vez abusaban sexualmente de las menores de edad. O sea, ambas eran prostituidas por la viuda.

Rescatadas

Por tal motivo, el pasado sábado llegó al lugar una comitiva fiscal-policial para realizar un allanamiento y allí se incautaron varios elementos: celulares, cuadernos de anotaciones, etc.

Así también, se logró rescatar a ambas niñas y se aprehendió a la mujer que quedó en carácter de detenida en la Comisaría 25 de Mujeres, en la Dirección de Policía del Alto Paraná.

La gente fiscal mencionó que ambas víctimas fueron inspeccionadas por el médico forense y que se comprobó que tenían signos de agresión sexual, pero ninguna estaba embarazada.

Hasta el momento no se logró dar con el paradero de las personas que frecuentaban la vivienda. Sin embargo, las investigaciones continuarán, anunció Rodríguez.

La agente del Ministerio Público dijo que el objetivo principal es individualizar a los hombres para que sean detenidos.

No se podía descansar

En el informe policial del Departamento de Trata de Personas se señala que: “Los vecinos manifestaron que en la casa efectivamente las menores de edad eran explotadas sexualmente por la madre, que la señora J. toda la semana organiza fiestas en su casa y que todos los días toman bebidas alcohólicas a partir de las 21:00 a 03:00 a 4:00 de la mañana, imposibilitando el descanso de los vecinos que trabajan”.

La fiscala Analía Rodríguez dijo a EXTRA que el teléfono celular incautado en la vivienda será clave para dar con el paradero de los hombres que eran invitados por la viuda a su casa.

Dejá tu comentario