Actualidad

Exministro es expulsado de la masonería por "traidor y perjuro"

Raúl Torres Kirmser nunca más podrá formar parte de la logia. Anteriormente había causado revuelo entre las logias el castigo a un conocido empresario local.

A sus 76 años de edad, Raúl Torres Kirmser, exministro de la Corte Suprema de Justicia, fue expulsado de la logia masónica.

El Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo se reunió para estudiar la conducta del magistrado, al que llaman hermano Raúl Torres Kirmser, 21º.

Los resultados no fueron para nada favorables, porque lo acusaron de “traidor y perjuro”.

ARTÍCULO RELACIONADO: "Masones dicen que Portillo no es miembro"

En la masonería, esto es una falta gravísima que merece la expulsión permanente.

El documento señala que Torres Kirmser estuvo participando de logias falsas, no reconocidas por la orden masónica “legal”.

ARTÍCULO RELACIONADO: "Masones se enojaron con una dipu y piden su pérdida de investidura"

Estos grupos paralelos se instalan como competencia.

Supuestamente buscan establecerse como el Supremo Consejo, pero sin responder a las leyes y autoridades de la institución reconocida como la “verdadera” en Paraguay.

ARTÍCULO RELACIONADO: "La mayoría de las logias están en Asunción y Ciudad del Este"

Desde este momento, el exministro pierde todos sus grados y privilegios dentro de la masonería. Además, la noticia es comunicada a la orden mundial. No podrá acceder a ninguno de ellos.

Muchas polémicas

El exministro todavía es un peso pesado en el ámbito judicial.

Actualmente es decano de la Facultad de Derecho de la UNA y miembro del Consejo de la Magistratura.

Torres Kirmser, cuando fue nombrado como titular de la Corte Suprema, admitió ser masón.

"Sí, soy masón, pero ya no estoy en la práctica", señaló.

ARTÍCULO RELACIONADO: "Varios sacerdotes forman parte de la masonería"

Esto generó una gran polémica. Kattya González lo acusó de violar la Constitución Nacional. Aseguró que ejerciendo esa función debe estar lejos de los asociaciones y grupos de poder.

Pero eso no es todo. Paraguayo Cubas había armado un desastre en el Congreso.

A los gritos y con empujones, impidió su juramento. Acusó a Torres Kirmser de acomodar a toda su familia como funcionarios públicos y de ser cómplice de los mayores delincuentes.

ARTÍCULO RELACIONADO: "Una masonería abierta con mayoría de mujeres"

Sin embargo, nada de esto alteró al exministro y no respondió a las acusaciones. Días después se llevó a cabo su juramento.

El exmasón tiene una privilegiada pensión como ministro jubilado, de G. 25.878.659. Pero esto es solo una parte de su jugoso sueldo.

Otro caso

Otra sonada expulsión ocurrió en la masoneria en el año 2005 afectando al empresario Reinaldo Dominguez Dibb. El mismo pertenecia a la Gran Logia Simbólica, pero fue suspendido en la organización por tener un proceso judicial.

Dejá tu comentario