Extra

Actualidad

¿Está permitido ser vientre de alquiler en nuestro país?

Hasta hacen contrato privado para establecer ciertas condiciones.

M., una mujer de 30 años de edad, decidió contar a EXTRA su experiencia luego de aceptar, por una promesa de mensualidad y una casa, ser vientre de alquiler para un funcionario muy acaudalado, en Gran Asunción.

Las cosas que le tocó vivir desde el primer día, desde julio del año pasado, incluían la aplicación de algunos medicamentos para preparar su cuerpo para la inseminación artificial. Todo se fue complicando y hasta hoy sufre algunas consecuencias del tratamiento.

Según el testimonio de la afectada, ella era inyectada cada 15 días por la expareja del “futuro papá”, un enfermero, en la casa particular de un médico.

“El doctor me decía que no dolía. Pero mentira, duele muchísimo. Cuando menstruaba era un mar de sangre. Tengo dolores intensos en el ovario todos los días. Me dijeron que podría ser una consecuencia del tratamiento: síndrome de sobreestimulación ovárica. No me puedo parar, no puedo caminar. Me duele la columna. La panza deformada y no estoy embarazada. Me dejó mal”, se quejó la joven, que piensa en demandar al hombre de 62 años porque no cumplió parte de su promesa.

En su momento, el rescate de una ciudadana ecuatoriana que llegó a nuestro país para alquilar su vientre a una pareja generó también dudas en cuanto a la legalidad de esta forma de reproducción asistida.

Vacío legal

La fiscala Carina Sánchez, de la Unidad contra Trata de Personas y Explotación Sexual, explicó que actualmente la legislación paraguaya no prohíbe la realización de este procedimiento, es más, no posee siquiera un marco legal.

La representante del Ministerio Público indicó que para someterse a este proceso médico se depende casi exclusivamente de un contrato privado preestablecido entre ambas partes y de los reglamentos vigentes en cada clínica privada si es que los tuviera.

“Hay que analizar todo el contexto. Si la mujer quedó con alguna consecuencia física, puede ser lesión grave. Pero el Ministerio Público no interviene. La señora puede querellar al señor por daños y perjuicios, pero la demanda es de forma privada”, explicó la especialista en Derecho. M. dijo que esta semana estaría presentando la denuncia formal por estafa, fraude y negligencia médica. Indicó además que habría otras víctimas del mismo hombre, pero mencionó que tienen miedo.

“Gestación Subrogada”

La gestación subrogada, conocida también como “vientre de alquiler”, es una técnica de reproducción asistida por la que una mujer accede a gestar el hijo de otra persona. Consiste en crear embriones mediante fecundación in vitro y luego implantarlos directamente en el útero.Y aunque los avances en cuanto a reproducción asistida vienen creciendo desde hace ya varios años en términos médicos, y utilizado en varios países de primer mundo, en Paraguay no se cuenta aún con una legislación propia que enmarque el camino a seguir en este tipo de situaciones.

Dejá tu comentario