Actualidad

Esperaban dos bebés, pero nacieron tres bendiciones

Desde la primera eco se veían mellis, uno jugó tuka'e escondido. Los papis piden ayuda con sus trillis: por mes gastarán casi G. 2 palos.

Desde hace varios meses, Miguela Martínez y Alcides Duarte venían preparándose para recibir a sus mellicitos, pero tras el parto se llevaron la sorpresa de sus vidas.

La doña, oriunda de Emboscada, de 32 años, entró a quirófano el jueves a la mañana en el Hospital de Luque. Ya en el momento de la cesárea, los médicos se quedaron con la boca abierta al toparse no solo con dos bebés, sino con tres, el último: un picarón y más robusto de todos.

Miguela contó a EXTRA que aún no puede creer que tiene en sus brazos a tres criaturas. “Estoy muy sorprendida todavía, pero me alegro porque están muy sanos Sofía, Eduardo y Adrián, para mí, de verdad, fue increíble cuando me contaron, yo esperaba solo dos”, señaló la mujer.

Se enteró de la gran noticia recién cuando se despertó del efecto de la anestesia. Para Adrián, el último bebé, tuvieron que improvisar con ropitas de sus hermanitos para vestirlo.

Grandes y sanos

El doctor Amilkar Martínez mencionó que los propios médicos quedaron sorprendidos al encontrar al tercer bebé en la panza, ya que en todas las ecografías que se hizo Miguela solo aparecían dos. “Tenía la panza muy grande, pensamos que era solo líquido, pero tras sacar a los dos primeros vimos a otro detrás de ellos”, refirió el médico.

A las 10:45 clavado nacieron Eduardo y Sofía con 2,650 kg y 2,370 kg respectivamente. A las 10:47 salió Adrián, el bebé sorpresa con 2,750 kg.

“Los tres tienen un muy buen peso y están muy sanos. La mamá también está sana y saldrían ya mañana (hoy) de alta”, indicó Amilkar.

Muy costoso

A pesar de su inmensa alegría por las tres bendiciones que trajo al mundo, dijo estar preocupada por los gastos de los bebés, ya que tiene otros tres hijos aún pequeños. Ella es ama de casa y Alcides trabaja como guardia de seguridad.

“Por lo menos vivimos en casa propia, pero es difícil la situación económica, por eso pedimos ayuda de la gente de buen corazón para sus pañales y leche”, comentó la doña. Los bebés necesitan tomar una leche especial para recién nacidos que cuesta alrededor de G. 130.000. Solo en pañales gastan más de G. 48.000 por día.

Temas

Dejá tu comentario