Actualidad

Español acosó y persiguió a paraguaya antes de matarla

El cuerpo llega este viernes para ser velado en su natal Santaní. Familiares rompieron el silencio y contaron el pesar.

La policía española lo tenía acorralado. Para los investigadores, no cabían dudas de que Antonio Leal fue el que asesinó de un certero tiro en la sien a Esther Escobar Ríos.

Aquel impacto quebró la calma del barrio de La Concepción, distrito de Ciudad Lineal en Madrid, alrededor de las 19:30 del martes 26 de febrero.

Antes que los agentes pudieran dar con él, el criminal decidió entregarse.

Antonio Tony Leal, español, de 56 años, se presentó en la comisaría de Alcabete, al filo de las 23:45 del domingo. Ese día, el hombre se negó a dar declaraciones a los investigadores, pero cámaras de vigilancia de la zona fueron fundamentales para ubicarlo en el sitio.

No obstante, la pista clave, la obtuvieron en el mismo celular de Esther. “Nos enteramos que en el móvil de ella quedaron pruebas de que la acosaba bastante”, contó a EXTRA Berli Escobar, hermana de la víctima.

Relató que en el celular encontraron una serie de mensajes de acoso y amenaza por parte del hombre, que se hacían cada vez más intensos y frecuentes

Berli dijo que hace como dos meses fue la primera vez que Esther les comentó de la existencia de Antonio.

“Ella nos decía que era muy pesado y nosotros no le dimos mucha importancia. Eso es lo que más nos duele porque a lo mejor si le dábamos más importancia, podíamos haber evitado. Pero ella hasta ahí nos decía, que era muy pesado”, apuntó.

En sus redes sociales, el principal sospechoso compartía una y otra vez músicas “dedicadas” a Esther. Decía estar enamorado de ella, pero estaba claramente obsesionado.

Constantemente también, comentaba las publicaciones de la mujer, como si fuera él un buen amigo. En su vehículo, los policías hallaron dos armas de fuego. Las mismas serán analizadas por los investigadores, quienes determinarán si una de ellas fue utilizada para segar la vida de Esther.

Llega el viernes

Berli comentó a EXTRA que ella y las tres hermanas que residen en España acompañan los restos de Edith que llegarían este viernes para ir a San Estanislao, para despedirla. “Papá tiene 92 y mamá 74, ella cuatro hijas. Es horrible entregarles de esta forma”, refirió.

En el 2008 ya había matado a otra persona

Antonio cuenta con un antecedente por lesión grave y en el año 2008 fue detenido por homicidio doloso, según los datos que manejan los investigadores.

Los efectivos especulan que el español conoció a la paraguaya en un club nocturno en el que trabajó anteriormente. Esta versión fue desmentida por los familiares, quienes afirmaron que, aparentemente, se conocieron vía redes sociales.

Dejá tu comentario