Extra

Actualidad

Escuela tiene 200 alumnos nuevos por doble escolaridad

Los padres están felices de que sus hijos estudien hasta las 15:00.

Durante horas los padres formaron largas filas para inscribir a sus hijos en la Escuela “Gral. José Eduvigis Díaz”, de Asunción, que implementa desde el año pasado el plan de “doble escolaridad”.

“El año pasado, con la nueva modalidad en plan piloto, recibimos cerca de 150 alumnos nuevos. Este año 40 alumnos nuevos, porque ya no tenemos espacio”, señaló la directora Eva Ruiz Díaz.

Ayer, en el primer día de clases, los padres manifestaron estar contentos por dejar a sus hijos en un sitio seguro donde reciben educación, desayuno y almuerzo. los chicos En un principio a los alumnitos les costó adaptarse al nuevo horario, de 7:15 a 15:00. Los chicos llegaban a la tarde cansados y con sueño. “Fuimos ajustando las estrategias de enseñanza.

A la tarde se hacen talleres. Si tuvieron ciencias teóricas a la mañana, a la tarde se hacen experimentos. Se intensifican los métodos dinámicos”, dijo la educadora. La escuela no ha podido aplicar aún el horario extensivo en todas las clases. La sección “A” del 1º al 6° grado implementan el doble turno.

La sección “B” aún se mantiene con el horario normal, con algunos grados a la mañana y otros exclusivamente a la tarde. Los profes Los docentes que trabajan con el doble turno escolar son los que perciben dos rubros.

Las profesoras que solo tienen un rubro quedaron enseñando a los grados que no se unen todavía al nuevo sistema. “Para las profes también es un poco pesado el horario. Ya no hay esa una horita de descanso entre un turno y otro, hasta tienen que almorzar con sus chicos”, dijo la docente. Sin embargo, muchas docentes están a favor del nuevo horario.

“Ellas mantienen sus dos rubros pero solamente enseñan en una clase, aunque ahora son de 32 a 35 chicos en una clase. Es más sencillo llegar al objetivo académico cuando solo te concentrás en un grupo”, manifestó Ruiz Díaz. Sin tareas Otra de las novedades del nuevo plan es que los estudiantes ya no llevan tareas a la casa, de lunes a jueves. Los viernes, cuando tienen un respiro y se retiran de la institución a las 13:00, sí llevan deberes. Los docentes trabajan los viernes hasta las 15:00 en sus planes de estudio.

Las aulas se están cayendo a pedazos

La directora Eva Ruiz Díaz reclamó que cuentan con aulas clausuradas y que el MEC no les apoya en la reparación. Exalumnos de la escuela se pusieron las pilas para reconstruir un viejo pabellón. También necesitan un comedor y computadoras.

Denuncias en varias instituciones

- Padres y alumnos de la Escuela Fulgencio Yegros y Colegio Panchito López, de Salto del Guairá, cerraron la ruta exigiendo rubros.

- Alumnos de la Escuela Teniente Fariña de Caacupé no tienen pupitres. - La licitación para el almuerzo escolar de instituciones de Ñeembucú fue suspendida dos veces. Los docentes piden celeridad.

- La profe Marlene López, de la Escuela Manfred Kandert, de Yby Yaú, denuncia que dieron su rubro a un docente que no da clases.

Dejá tu comentario