Extra

Actualidad

Escuela que funciona como internado se inundó y mandaron a casa a 280 niños

El aislamiento pega fuerte en una escuela San Isidro, de Pozo Colorado, Presidente Hayes. Las clases se suspendieron y los hijos de trabajadores de las estancias quedaron sin hogar.

Con mucho pesar, los 280 alumnos de la Escuela “San Isidro Labrador” recogían todas sus ropas y preparaban, con algo de nostalgia, sus bolsones.

Desde hace varios años, aquel internado de Pozo Colorado, Presidente Hayes, era para ellos su hogar. Pero la inundación llevó consigo malas noticias: tenían que abandonar el sitio.

Sin más opción y viendo que las aguas ya ingresaban a las aulas, en la cocina y en los dormitorios, el director, Hermano José Juan, pidió a los padres retirar a los chicos.

“La mayoría son hijos de trabajadores de estancias que se encuentran en zonas alejadas, llegaban como podían, tuvieron que venir a llevarles para resguardarlos ya que aquí la situación está peor”, contó.

En ese internado a cargo de las Hermanas de San José de Cluny y de los Hermanos La Salle se desarrollaban clases normales del 1er. al 9no. grados y residían niños y niñas de entre 6 a 16 años.

“Ya fueron retirados 237 alumnos, aún quedan 43, con otras 7 u 8 familias aún no hemos podido comunicarnos, pero ninguno de los 35 adultos nos iremos de acá hasta que el último escolar haya ido”, dijo.

El religioso lamentó que los menores tengan que perder clases. “Esperemos que pronto puedan volver y retomen las actividades”, agregó.

En cachibeo, caballos, tractores y hasta a pie, los chicos eran llevados por sus progenitores que no sabían qué rumbo tomar, ya que todas las zonas se encuentran en las mismas condiciones.

WhatsApp Image 2019-05-06 at 13.38.31.jpeg

La escuela cerrará sus puertas hasta que bajen las aguas y el peligro para las criaturas sea menor. “Estimamos que eso llevaría unas tres semanas o un mes, siempre y cuando no llueva más, cosa que está difícil”, mencionó José al momento de recordar que necesitarán un tiempo para reparar el interior de las instalaciones. La zona es azotada por copiosas lluvias y varios repuntes ya que los arroyos se desbordaron, dejando aislado a todo el Chaco.

Ruegan asistencia

“Hay criaturas pasando hambre”

C.A., una pobladora de General Díaz, Boquerón, dijo llorando en radio Pa’i Pukú que requieren urgente asistencia. Mencionó que los niños pasan hambre.

Otra chaqueña dijo a EXTRA que nadie hace caso a los aislados de Ruta XII Vicepresidente Sánchez, a 60 kilómetros de General Bruguez (Presidente Hayes). “Hace cinco días no tienen luz, no tienen provistas, los chicos pasan hambre, los animales se mueren y hay serpientes. Existe una desidia total”, reclamó.

Dejá tu comentario