Actualidad

Escritor predijo el coronavirus hace casi 40 años

En la novela de terror señala el 2020 como el año en el que aparece el virus mortal.

“Los ojos de la oscuridad” se llama el libro que encierra en uno de sus capítulos una estremecedora predicción que se está volviendo en gran parte una realidad.

Se trata de una novela de terror publicada en 1.981, escrita por el estadounidense Dean R. Koontz, en la que se vaticina la aparición del coronavirus. En el capítulo 39 de la obra, el autor habla del “virus Wuhan-400”, con características similares a la enfermedad que puso en alerta al mundo ante una inminente pandemia, y señala justamente su aparición “alrededor del año 2020”.

en el año 2020.png

La enfermedad se describe en el texto como una “poderosa arma biológica” ingresada a Estados Unidos por un científico chino de nombre Li Chen. Otra terrible coincidencia es que en el libro se expresa que fue desarrollada en un laboratorio ubicado en la ciudad china de Wuhan, precisamente el centro de brote del coronavirus.

el científico.png

Koontz explica mediante uno de los personajes de la novela de ficción que la neumonía expansiva es peor que el ébola. “Infinitamente peor”, resalta uno de los protagonistas.

“Por un lado, una persona puede convertirse en portador infeccioso solo cuatro horas después de entrar en contacto con el virus -un periodo relativamente corto-; y una vez infectado, nadie vive más de 24 horas. La mayoría muere en doce”, advierte el personaje en “Los ojos de la oscuridad”.

Nadie sobrevive

En la obra manifiesta que la tasa de mortalidad del Wuhan-400 es de 100% y “nadie debe sobrevivir al virus”. “Si te estoy entendiendo bien, dice un científico en la novela, los chinos podrían usar el Wuhan-400 para borrar una ciudad o un país (...). Nunca pudieron encontrar a un anticuerpo o un antibiótico que fuera efectivo contra eso. El virus migra al tejido cerebral y allí comienza a segregar una toxina que destruye la parte del cerebro que controla todas las funciones automáticas del cuerpo hasta que la víctima deja de tener pulso o cualquier necesidad de respirar", dice otra parte.

En cambio, la tasa de mortalidad del coronavirus es relativamente baja en comparación a lo que expresa la novela estadounidense que se volvió más famosa en los últimos días.

Dejá tu comentario