Extra
clima
33º C
G 6300
Dólar venta
G 6240
Dólar compra

Actualidad

Escrachada por robar vestidos anunció que va a demandar

La chica, precandidata de la Juventud Colorada, niega las acusaciones.

Triana Fretes, precandidata Nº 1 de la Juventud Colorada, negó que la ola de acusaciones en su contra en redes sociales sea cierta.

Paola González Valdez escrachó a Triana porque supuestamente, le robó unos vestidos.

“A principio de año le entregué todos mis vestidos largos, porque estaba abriendo un negocio de alquiler de prendas. La tienda cerró y sigue sin devolverme los vestidos. Es una estafadora y una ladrona”, señala un escrito que se hizo viral.

Al respecto, Triana indicó que cerró su negocio por problemas económicos, pero que nunca dejó de atender a Paola.

“Ella (Paola) se acercó a mi tienda hace un año, me propuso que le haga un vestido de novia a medida pero que sea para alquiler. Luego ella me devolvía y me entregaba como pago otros vestidos largos que son suyos. Hicimos el trato pero me devolvió el vestido de novia lleno de pintura negra”, dijo.

Cuando Triana quiso cobrarle por el daño, Paola se negó. Posteriormente, la clienta comenzó a exigirle en redes sociales sus prendas.

La candidata colorada asegura que buscan dañar su imagen y perjudicarla políticamente. Por esa razón anunció una querella contra su clienta.

Más denuncias

Sin embargo, tras la primera publicación decena de mujeres relataron que también fueron víctimas de engaño. Gabriela Carvallo indicó que pagó por la confección de unos vestidos, pero nunca le entregaron.

Otra víctima, Camila Navarro, dijo que Triana la amenazó con no devolverle su plata si seguía realizando publicaciones en redes.

Las afectadas se juntaron en un grupo de WhatsApp y se encuentran coordinando para realizar una denuncia grupal contra Fretes.

Novia cambió de modista

Fernanda Rivas indicó que compró las telas de su vestido y cuatro meses antes de su boda, entregó a Triana para que lo confeccione.

“Me probé dos veces el vestido y luego era difícil coordinar. Me decía que siempre estaba ocupada o no me respondía. Una semana antes del casamiento le pido que me devuelva todo. No hubo respuestas, cuatro días antes tuve que pagar en otro sitio o me quedaba sin vestido”, relató Fernanda. Luego, la denunció en la comisaría.

Dejá tu comentario