Extra

Actualidad

Entró, la mató y contó lo que hizo a compañeros de trabajo

El autor fue detenido: no se sabe aún el motivo del crimen.

Segunda hija de cinco hermanos, Mirian Soto Sánchez era un alma solitaria, pero completamente entregada a quienes la necesitaban.

Su responsabilidad era intachable, contó su padre, don Salvador Soto. La mujer de 37 años despertaba todos los días a las 05:00 de la mañana, arreglaba su casa, alistaba sus cosas y salía a su trabajo. Ella entraba a las 08:00, pero siempre estaba al pie del cañón antes de esa hora, pues vivía a menos de dos cuadras de la Junta de Saneamiento del barrio Pindolo de Areguá, donde se desempeñaba como secretaria.

Ayer no fue la excepción. Estuvo incluso antes que la presidenta, María Luisa Troche, situación aprovechada para un fin criminal, de manos de la persona menos pensada. Corrían los últimos minutos de las 7 de la mañana del ayer, cuando al sitio llegó Adolfo Alcides Alvarenga Romero, el tesorero del lugar.

Adolfo, jubilado en Estados Unidos, regresó a nuestro país luego de 40 años, en 2013. Desde hace algún tiempo, la relación entre ambos era algo conflictiva, pues aparentemente la mujer había notado algo raro en los arqueos de la Junta. “Todavía no tenemos claro el móvil, pero se sospecha que tiene que ver con algunos faltantes de dinero”, dijo el fiscal Miguel Vera.

Vera explicó que si bien al principio se sospechaba que podría ser un feminicidio, no se encontraron indicios para confirmar esto.

Según vecinos de la víctima, el hombre de 67 años ya había intentado sacarla de su puesto, pero no lo había logrado.

Circuitos cerrados del sitio captaron el frío y sangriento actuar del autor, quien aplicó 3 tiros a la mujer, uno en la cabeza.

Tras el hecho, Adolfo salió del lugar y avisó a un plomero lo que había hecho. No tardaron en llegar al sitio agentes de la Comisaría 18 local, quienes detuvieron al hombre en su casa, ubicada frente mismo al lugar del crimen.

54 casos de feminicidio se registraron en lo que va del año que de a poco termina. Entre los más sonados estuvo el de la masacre de la casa del horror en Asunción.

No justifica

El tío pidió justicia. “No se justifica la forma en que actuó, sea el problema cual fuere, no es la forma de solucionar”, dijo afectado.

Dejá tu comentario