Actualidad

Endurecerán controles a los vacacionistas

Muchos andaban zafando de presentar el hisopado.

Desde el 23 de noviembre rige la exigencia de entrar al país con el test negativo de COVID-19, pero los vacacionistas que ingresaban por tierra, en general, no estaban cumpliendo.

La directora de Migraciones, Ángeles Arriola, dijo ayer que aquellos se valían de una excepción en el protocolo sanitario.

“Habla de que el paraguayo o residente extranjero, en caso de no tener el test, puede realizarse en las 24 horas de haber regresado”, dijo a radio Monumental AM.

Presentar el hisopado y llenar 24 horas antes la ficha “Declaración de Salud del Viajero”, del Ministerio de Salud, son los requisitos fundamentales para volver al país.

Hasta ahora serían unas 4.000 personas las que fueron de vacaciones a Brasil.

Contando hasta el 6 de enero eran casi 1.800 los que ya volvieron, y calculando un movimiento de entre 300 y 400 personas por día, ayer habrían llegado a los 2.000 retornados.

“Vamos a ser más estrictos y no solo con Brasil, con los otros lugares también, con la exigencia de traer el test”, avisó la directora.

El viceministro de Atención Integral a la Salud, Julio Borba, dijo que, si la gente entra sin el test, “en el peor de los casos van a cuarentena hasta tener su (estudio) PCR”.

Sería una cuarentena en la casa nomás, pero el funcionario dijo que se está evaluando la posibilidad de volver a habilitar los albergues.

Un miembro del grupo de Facebook “Paraguayos en Auto a Brasil” contó que su señora y sus hijos volvieron la semana pasada a nuestro país.

“En Aduanas hay una ventanilla del Ministerio de Salud, le hicieron algunas preguntas y, como nosotros tuvimos ya COVID-19, les dejaron pasar sin problemas”, relató.

Para los que están en esa situación, desde los 14 y hasta los 90 días previos del ingreso al país, no hace falta presentar un nuevo test, dice en la página web de Migraciones.

400 viajeros por día: La Dirección de Migraciones estima un movimiento diario de entre 300 y 400 viajantes en la frontera terrestre con Brasil. Hasta el 6 de enero salieron 3.432 personas, para ayer se calculaba ya unas 4.000.

Dejá tu comentario