Extra

Actualidad

Enamoró a doctora en la iglesia y luego le estafó G. 100 millones

El hombre le robó el corazón y toda la plata, ella lo demanda.

Conocer a tan agradable persona justo en la iglesia evangélica a la que iba parecía ser la señal de que S.C. había encontrado a su media naranja. Ella, una doctora de unos 30 años, creyó plenamente en la amabilidad de Orlando Ovidio Ortiz Santander (38). Este fue conquistándole hasta ganar por completo su confianza.

La mujer y el hombre se dieron una oportunidad. “Iniciaron una relación que duró tres semanas, a las dos semanas de novios, ella le dijo que quería un vehículo seguro ya que debía recorrer unos 40 km para llegar a su lugar de trabajo”, contó Isidro Salinas, abogado de la doña.

Ese fue el momento que, al parecer, estaba esperando Ortiz. El acusado le indicó que el rodado en el que ella estaba pensando no era bueno y que él se encargaría de conseguirle uno de procedencia coreana, con más lujos.

Todo iba viento en popa, la profesional gestionaba un crédito de G. 100 millones en un cooperativa. “Allí le piden un presupuesto para saber para qué era el dinero y el hombre trajo uno, por lo visto inventado, y le convenció que el cheque saliera a nombre de un amigo suyo, Hugo Ramírez, también acusado por el hecho”, detalló el representante de la víctima.

Cuando la suma se aprobó y el cheque de la doctora quedó en manos de su pareja, este desapareció. “Nunca más volvió, le llamaba por teléfono, le decía que le aguante un rato pero después ya no le atendía más. Cuando le amenazó de que le iba a denunciar aceptó firmar un documento de que pagaría la cuenta, pero no pagó nada, tiene varios juicios civiles por deudas”, reveló el abogado.

Fingió estar enfermo

El caso ocurrió en Encarnación, fue denunciado por estafa y podría elevarse a juicio oral. El 24 de agosto el hombre dilató la audiencia presentando un falso certificado médico.

“Dijo que tenía reposo por gastroenteritis aguda, el médico forense fue hasta su casa y él no estaba”, contó. Por esa razón fue declarada su rebeldía y ya tiene orden de captura.

Mientras, la médica está trabajando triple turno para tratar de pagar su cuenta, mientras su expareja, el estafador, no pasó nunca más ni por la vereda de la iglesia.

OTRO CASO: MILITAR MAU

Engañó a varias, con una hasta se casó

Miguel Ángel Peña (46) se hizo pasar por coronel de Artillería, conquistó a varias y les quitó dinero. Con una se casó y hasta quería quedarse con su negocio, en Itauguá.

Tiempo después, como no aportaba dinero a la casa, su esposa, Estelvina Morel, sospechó y descubrió que se casó con un estafador que cuenta con varios antecedentes desde el año 2000. Fue detenido en Itauguá en julio de este año. Tras hacerse público que se valió del amor para estafar, saltaron otros casos, como el de tres hermanos de la congregación de Asamblea de Dios Misionera de Itauguá, a quienes Peña también embaucó. Está preso en Tacumbú.

Dejá tu comentario