Extra

Actualidad

En la Basílica ofrecen batas a peregrinos que van en short

Así se aseguran de que todos entren con vestimenta decorosa. "Hay que entender que todos necesitan estar cómodo", afirma un pa'i.

De todas partes están llegando los peregrinos a la Basílica Santuario de Caacupé. Ya sea caminando, en bici, en carreta e incluso nadando, los fieles pagan sus promesas a la Virgen, soportando el cansancio, la sed o el calor. Como suele ser largo el trayecto y grande el esfuerzo, los promeseros buscan comodidad por sobre todo.

Así es como muchos deciden ir en short, camisilla o calzas deportivas. Pero al llegar a la Basílica, después de muchas horas y chorreando sudor, se topan con un cartel ubicado justo en la entrada que dice: “En respeto a la Virgen, use ropa adecuada”, y más de uno puede llegar a sentirse incómodo.

La organización de la festividad mariana tiene un equipo de Hospitalidad que se encarga, entre otras cosas, de que los peregrinos puedan ingresar al templo sin acomplejarse por cómo están vestidos.

Allí tienen preparada una gran cantidad de batas largas para cubrir a los promeseros que quieran entrar a rezar.

“Hay que entender que el peregrino necesita estar cómodo en todo momento, si viene caminando o bicicleteando desde muy largas distancias, necesita que no le sofoque su ropa. Los miembros del equipo le brindan esa protección para que tengan un uniforme acorde” explica el padre Cristhian Medina. Los voluntarios se encargan de eso todo el tiempo.

Nadie se ofende

El pa’i asegura que nadie toma a mal la invitación de los jóvenes voluntarios a ponerse el chaleco largo, que cubre hasta la rodilla.

“La gente agarra bien, porque se mentaliza de que está en un lugar sagrado. La totalidad dice ‘gracias, porque nos hace sentir más cómodos’. En ese aspecto nadie considera como una ofensa, sino con gratitud”, afirmó.

Embed

Esto se utiliza hace unos cuantos años y la idea la trajeron de otros lugares del mundo donde reciben a miles de peregrinantes durante todo el año. “En el Vaticano y Tierra Santa, y en otros varios lugares, se les da a los peregrinos una especie de tela adicional”, añadió el religioso.

Muchas parejas van a Caacupé a reconciliarse

Los sacerdotes de Caacupé resaltan que hay muchas parejas, tanto novios como esposos, que van junto a la Virgen para reconciliarse tras una pelea o separación, o simplemente para mejorar la relación. “Eso se nota mucho ya sea en las confesiones, en las direcciones espirituales y en las orientaciones”, afirma el padre Cristhian Medina. Dice que no sucede solamente durante el novenario o en el octavario, sino que cualquier época del año. “Acá empiezan a encontrar los puntos que les unen antes que los puntos que les dividían”, agregó el cura.

Dejá tu comentario