Actualidad

Empiezan a destruir las primeras motos chatarras

La Patrulla Caminera aplastará 5.000 vehículos y rematará 800.

Una gigante mano hidráulica agarra y alza como si fueran tallarines las motos chatarras.

Luego se las echa de a diez en una compactadora que las deja hechas bloques de hierro viejo.

Es lo que se puede apreciar en un video acercado por María L., de Ñemby, donde está la chatarrería Brassur S.A.

De esta manera se cumple la autorización de un juzgado para que se destruyan los 5.000 vehículos abandonados en predios de la Patrulla Caminera, explicó el director de esta unidad, Luis Jacobs.

“Se empezaron a retirar los vehículos del área Central y se llevaron a la zona de Guairá, en la compañía Jorge Naville de Mbocayaty, en un predio del MOPC”, explicó.

El acopio de las chatarras se hace en ese lugar y de ahí son traídas a Ñemby.

Esta medida se adoptó para eliminar estos criaderos de mosquitos transmisores del dengue.

“Después se van a recoger las motos de Alto Paraná, Itapúa, el Chaco, en todos los cuarteles”, confirmó Jacobs.

Sin título1.jpg

Comisarías

Cabe señalar que también está en camino la destrucción de los vehículos abandonados en las distintas comisarías.

En total son 9.038 motos, 360 autos, 81 camionetas y 37 camiones de gran porte que serán compactados por autorización judicial.

Por su parte, la Caminera, que ya inició este trabajo, rematará públicamente y donará a instituciones los 800 vehículos que todavía están en condiciones, de los cuales un 85% son motos.

Jacobs aseguró que no hay piezas caras en las motos porque ya son inservibles, de los años 2008 al 2015, y estaban a la intemperie.

“Se publicó todo como corresponde para su destrucción. Y si alguno quiere recuperar su moto y aún no fue compactada, puede retirar”, dijo.

Piden que donen chatarras

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay solicitó al Ministerio del Interior que la Policía Nacional done vehículos chatarras para sus prácticas de rescate. La ayuda significaría un ahorro de G. 300.000.000 al año.

En el caso de la Caminera, esto no es posible, explicó el director Jacobs, debido a que “estas chatarras tienen orden judicial de destrucción y compactación, así que no se pueden donar. De hecho, ya no sirven para nada”.

Dejá tu comentario