Actualidad

Empeñan hasta cubiertas por unas horas en el motel

Cuando el placer termina en akãrasy por la cuenta. El abogado que no tenía cómo pagar ya pasó a cárcel de Emboscada.

De la forma más inesperada, la Policía detuvo el jueves a un hombre con orden de captura por adeudar la prestación alimentaria.

Cayó porque estuvo con su pareja ¡tres días! en un motel de San Lorenzo y, cuando la administración supo que no tenían para pagar, llamó al 911. Los polis verificaron su nombre y al toque saltó su situación en el sistema.

El comisario Gilberto Arce, de la comisaría 1ra. Central, informó que el cliente José Carvallo quedó detenido por el tema de la prestación y un juzgado dispuso que pase al penal de Emboscada.

Acción judicial

Por otro lado, el hombre suma una nueva denuncia, la del motel “Você que Sabe”, porque finalmente salió sin pagar la cuenta de 1.491.000 guaraníes.

El cliente dijo que pudieron haber pagado si es que no les retenían y que accionará judicialmente contra la empresa por difamación y calumnia.

El oficial Óscar Velázquez contó que “siempre hay casos, pero que llegue al extremo de estar dos o tres días en un motel, fue algo excepcional”.

Dejan garantía

Lo más común, el celu.

Un clásico si falta plata es dar una garantía y e ir a buscar el efe. “Hay uno que dejaba empeñado su celular y se iba a buscar después, era su técnica. Hubo otro que no tenía para pagar y dejó la cubierta del auxilio de su auto”, cuenta Eduardo.

Se queda uno

Esperando a su chuli.

Es otra táctica que usan algunas parejas cuando los números no cerraron ni con la tarjeta. Se queda uno de los dos esperando en el telo, mientras la otra persona sale a rebuscarse. “Una amiga se tuvo que sentar ahí en la recepción” cuenta Magalí.

Piden ayuda

A alguien de confianza.

Un amigo es una luz brillando en la oscuridad, dice la canción. Sobre todo si es tan capé que está dispuesto a ir a auxiliar al otro que no tuvo todo para pagar. Así pudo salir un hombre que se encerró por horas en un telo en Fernando, el año pasado.

Pidieron de todo en esos tres días

El oficial Óscar Velázquez relató cómo habría sucedido el hecho. “Entraron el día 13 a las 4:00 de la mañana, dicen. Ellos pedían todo el servicio de habitación, almuerzo, cena, todo lo que querían. Según la versión de la chica, dice que le habló a la encargada del reservado para salir a retirar plata de un lugar porque ellos no tenían”. La funcionaria del motel ordenó cerrar el portón y llamó al 911 por temor a que escapen. Nadie se resistió en el procedimiento policial.

Otros casos sonados

En noviembre de 2019, un hombre se atrincheró más de 16 horas en el motel “Studio A” de Fernando de la Mora porque no tenía para pagar. Según el reporte, entró con dos personas y luego le dejaron solo. Adeudó cerca de un palo y medio y un amigo suyo se acercó a pagar 400.000 para que por lo menos le dejen salir. El caso se hizo muy mediático.

En julio de 2018, un hombre entró en un motel a esconderse, tras haber atropellado a un agente de la Patrulla Caminera que le hizo “alto” para un control. Ocurrió también en San Lorenzo. Ahí el hombre se quedó durante 10 horas, y le rodearon los de la Caminera, la Policía Nacional y la Fiscalía.

Temas

Dejá tu comentario