Actualidad

Emergencia vial en Central por el desastre en las calles

Lambaré, Limpio, Villa Elisa y San Lorenzo, los puntos más críticos.

Después el lamentable estado en que quedaron varias calles por el temporal del fin de semana, el Ministerio de Obras Públicas declaró ayer emergencia vial en todo el departamento Central. El objetivo de la medida es para priorizar las acciones que garanticen el buen tránsito de los caminos que fueron afectados.

Los trabajos de refacción serán ejecutados a través de la Dirección de Caminos Vecinales, que será la encargada de coordinar las acciones requeridas en el marco de esta emergencia vial, tanto con la Gobernación como con las municipalidades.

Camioneta hundida en cráter.jpg

Rodolfo Segovia, director de dicha dependencia ministerial, mencionó que desde el domingo están realizando el relevamiento de datos en todos los distritos municipales de Central. “Es a fin de atender con los recursos que disponemos, a nivel institucional, para la pronta rehabilitación de estos puntos críticos que fueron averiados después de estas últimas lluvias”, dijo a Telefuturo.

Nota relacionada: Tres muertos por derrumbe de tierra en la Chacarita

Según mencionó, los puntos más críticos se encuentran en Lambaré, Limpio, Villa Elisa, San Lorenzo, Ypacaraí, Luque y San Antonio. “Ayer (por el domingo) ya tuvimos el reporte de la comuna lambareña, donde ya comenzamos con los trabajos. La idea es trabajar conjuntamente con la Gobernación y las municipalidades”, reforzó.

cayó muro de contención.jpg

En Lambaré, el muro de contención de un arroyo se desplomó y tres vehículos estacionados en la calle se vinieron abajo, además una casa quedó al borde del cauce. Varias calles de esta ciudad quedaron destrozadas, sin poder ser transitadas.

Pobladores de San Lorenzo también se quejaron en redes sociales, mostrando con fotos los cráteres que se formaron sobre la calle Nuestra Señora de la Asunción, donde dos camionetas fueron “tragadas” por los baches tras la tormenta.

No quieren camiones

Vecinos del barrio las Garzas de San Antonio dijeron que ya no quieren que camiones grandes pasen por el único puente alternativo que les conecta con Villa Elisa, pues con la lluvia del fin de semana, quedaron incomunicados. Los bordes de la estructura quedaron hundidos e intransitables. Los lugareños alegan que todo obedece a que últimamente vehículos de gran porte usan ese trayecto que no está preparado para soportar mucho peso.

“Hoy (por ayer) vinieron a recargar con arena, pero no es seguro, tenemos miedo de que con otra lluvia ya se lleve todo el puente”, dijo Gerónima Rosales.

Dejá tu comentario