Extra

Actualidad

"Ella me propina mucho amor, pero no golpes"

Intendente negó que su novia le haya garroteado.

“No quiero ser un tipo terrible contra las mujeres, pero me arruiné simplemente porque sé que las mujeres tienen más derechos que los hombres. Sencillo es, me reventó, pero aquí estoy”, manifestó César Sánchez Machado, intendente de Guazú Cuá, del departamento de Ñeembucú, en un video, con la cara cubierta de sangre.

su pareja

La golpiza al intendente fue propinada, supuestamente, por su pareja Shirley Ferreira, en una fiesta que se llevó a cabo el viernes en el Hipódromo Rincón Paraíso.

Según algunos testigos, Machado estaba “apintonado” y discutió con su pareja. Ambos comenzaron a forcejear, hasta que Shirley tomó una botella de whisky que estaba a su lado y se la rompió en la cara. Los amigos del jefe comunal lo sacaron del sitio a bordo de una camioneta, donde la víctima grabó el video que se viralizó en redes sociales.

En la mañana de ayer, el político habló de lo ocurrido, pero cambió de versión. “Ella me propina amor, no golpes. Anoche volvía del hipódromo con unos amigos y casi agarramos a un motoqueiro sin luz que se puso en el camino. Frenó mi amigo que estaba conduciendo y yo me llevé la peor parte porque me golpeé la nariz”, explicó Sánchez.

Sobre el video, indicó primeramente que "estaba un poco desorientado por el golpe" y que no recordaba bien lo que pasó. Luego, aseguró que solo fue parte de una broma entre amigos. "No es mi expareja, es mi pareja, pero yo no le pegué, no es así como están informando", declaró por su parte Shirley.

Dejá tu comentario