Actualidad

¿El tamaño sí importa en la cuarentena? Usan extraños métodos para ser más potente

Sex shop vende unas bombas "agrandadoras", médicos no aceptan.

¿Los muchachos se sienten más inseguros con el “amiguito” en la cuarentena? Varios sex shop revelaron que lo que más venden desde junio son las “bombas” para agrandar el miembro.

A pesar de que los médicos no recomiendan a los hombres el uso de estos “agrandadores” porque causan daño ahí abajo, los negocios eróticos lo venden a full.

Judith M., dueña de una conocida sex shop de Asunción, contó a EXTRA que a diario venden más de 15 “bombas” y cremas “milagrosas”.

“Es una locura, la mayoría de los que llevan son jovencitos, de entre 20 a 28 años, nosotros le hacemos la promo 2x1 de la bomba con la crema. Dicen que tienen buenos resultados”, dijo la comerciante.

Afirmó que los pedidos le llueven no solo de Asunción, sino de hasta el Chaco. “La vez pasada mandé tres a Alto Paraguay, me piden más de Asunción, pero hago envíos a todo el país y con garantía”, comentó Judith.

La bomba es un tubo plástico donde se coloca el miembro para ejercer presión. El aparatito puede ser manual o a pila.

“Por las pelis XXX”

David Solís, sexólogo, comentó que a diario recibe en su consultorio a adolescentes que se frustran y hasta lloran porque se sienten inseguros por el tamaño que les tocó. Además, resaltó que durante esta pandemia muchos comenzaron a ver pelis XXX, donde muestran tamaños exagerados, que no van con la realidad masculina.

Es peligroso

El Dr. Hernán Pusineri, urólogo del Hospital de Itauguá, mencionó que no es recomendable el uso de las bombas “agrandadoras” sin una previa consulta médica, ya que podrían presentarse complicaciones como venas y arterias rotas por la presión y la producción de moretones y hasta fracturas en el pene.

“En Paraguay ya hay operaciones de agrandamiento del miembro, pero es muy peligroso, estas bombas también causan mucho daño porque el pene es un músculo con muchas arterias sensibles”, explicó el médico. Algunos incluso van a médicos ñana para buscar que crezca más.

Los métodos a los que recurren:

-Bombas agrandadoras (funciona como un inflador a presión).

-Crema “agrandatodo”, supuestamente es caliente y estira al amiguito.

-Pastillas e inyecciones de hormonas ahí.

-Cirugía de pene.

Precio de la bomba

Los precios de las bombas “agrandadoras mágicas” van desde G. 40.000 a G. 800.000, dependiendo de la marca y del tamaño que se quiere lograr. Sex shops dan con garantía, afirman.

Dejá tu comentario