Extra

Actualidad

El suplicio de estudiar entre los tanques

"Solo es una muestra más de la represión que hay en el Norte", dijo alumno.

Concepción y otras ciudades del norte viven militarizadas por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), y los más perjudicados son los inocentes estudiantes, por la prepotencia militar.

Tal fue el relato de Emanuel Benítez (17) que no solo se animó a decirle al presi: “Desastre ko Marito” si no que le cantó los 40 al ministro de Educación, Eduardo Petta, durante la visita oficial.

Si bien él es de Horqueta, sabe de testimonios de compañeros de Arroyito que cuentan sobre supuestas intimidaciones de militares. “Caminan y ya se los detienen. Cada vez tenemos más miedo a sus tanques”, afirmó.

Eduardo se enteró que Marito iba a estar por el norte, en Arroyito, para inaugurar una biblioteca, no tardó en preparar con puño y letra, un reclamo de “las verdaderas necesidades del Norte”, según indicó el estudiante secundario y miembro de la Articulación Akã Pu’ã.

Escribió algunos carteles que decía: “Itaipu vendeha”, “vende patria”, “desastre ko Marito” y los levantaba cada tanto.

Su intención era llegar hasta el escenario principal de donde se realizaba el acto, pero una mujer, integrante de la comitiva de seguridad del presi, le arrebató los escritos y los rompió en frente suyo.

“Eso vio el ministro (Eduardo) Petta y le pidió que me los devuelva, pero ya rompió todo. Estaba haciendo una acción directa sin violencia. Exigiendo lo que realmente estamos necesitando en el Norte. Es una representación de la represión en la que vivimos día a día”, indicó el chico.

El ministro de Educación acusó al joven de estar “mal asesorado” durante el careo.

Dejá tu comentario