Actualidad

El dengue también golpea el bolsillo de los trabajadores

Los que fabrican su salario día a día son los más perjudicados. Hay locales donde no dan todos los servicios porque falta gente.

El dengue es un problema de salud que puede golpear bastante en lo económico y laboral. Para muchos significa perder plata o sobrecargarse de trabajo.

Yanina Gómez, que tiene una lomitería en su casa en San Lorenzo, contó a EXTRA que por una semana vendió nada más la mitad de lo habitual.

“Solo hicimos pizza y otras minutas porque no estaba nuestra lomitera, ni mi mamá... las dos luego tuvieron dengue”, manifestó.

Si por ejemplo se iban 10 personas a buscar lomitos y no había, la mitad compraba otra cosa y los otros cinco se iban nomás de vuelta.

Un taller mecánico de Asunción estuvo funcionando a medias la semana pasada, porque varios empleados tuvieron reposo.

“Por este medio queremos pedir disculpas… 6 de los colaboradores están con la epidemia del dengue y estamos atendiendo solo la inyección electrónica hasta nuevo aviso”, publicó en sus redes sociales la empresa Maxicar, pidiendo la comprensión de sus clientes.

Hay casos en que no se deja de prestar ningún servicio, pero los empleados que quedan deben cubrir a los que están enfermos y se llenan de más laburo.

Juan José Núñez agradece que hasta ahora el mosquito no haya picado a nadie de la casa de autorrepuestos donde trabaja, en Asunción.

Pero recordó que en la epidemia pasada se enfermó su jefe y otro compañero que tenía una tarea clave. “Tuvimos que improvisar, les cubrimos yo y otro”, contó.

Los que pueden llegar a sentir más el golpe de la enfermedad a su bolsillo son los trabajadores independientes, que “fabrican” su sueldo día a día.

También asalariados

Rosana González, médica laboral del IPS y del Ministerio de Salud, dijo que los que trabajan en los hospitales están más expuestos, y si se enferman se genera una sobrecarga de trabajo para el resto.

Calcula que a un 10% de los funcionarios del Hospital de Barrio Obrero ya le agarró dengue, en diferentes momentos.

Para González, la epidemia no solo afecta los bolsillos de los que trabajan por cuenta propia, también el de los asalariados.

“En el IPS estuvimos dando muchos reposos por dengue, al trabajador se le paga el 50% del salario en este caso”, refirió. Por ejemplo, si el cuadro se complica y se interna por 30 días, cobrará poco más de G. 1.000.000, dijo.

Temas

Dejá tu comentario