Actualidad

Dos tipos armaron un desastre en el motel

Uno era oficial primero de la Sanidad del Hospital Policial y estuvo con otro hombre, dicen que no querían pagar.

Un extraño momento se vivió en el motel de San Lorenzo “Você Que Sabe”, donde una pareja de hombres quedó atrincherada en el lugar y se negó a pagar por su estadía.

El insólito suceso ocurrió cerca del mediodía de ayer cuando una de las encargadas del motel pidió socorro a través del Sistema 911, y manifestó que un hombre estaba corriendo desnudo dentro de las instalaciones.

De acuerdo al informe policial, el cliente estaba ocasionando destrozos en el lugar, ubicado sobre la calle Caacupé, de Sanlo. Por tal motivo, efectivos de la Comisaría Primera Central acudieron al sitio para verificar el hecho; sin embargo, aparentemente todo se había “solucionado” entre la pareja y los dueños del telo.

Los uniformados constataron que ambos hombres ingresaron en una de las habitaciones y se negaron a pagar. Pero lo más llamativo del caso es que uno de ellos es un personal de sanidad que presta servicios en el Hospital de Policía “Rigoberto Caballero”, Jorge R. F., soltero, de 48 años, y que aparentemente sufre de trastornos mentales, según el informe.

Los señores ocasionaron varios daños materiales en el lugar.

El comisario Venancio Benítez, jefe de la Comisaría Primera de la ciudad universitaria, manifestó a EXTRA que a las 13:43 la patrullera fue hasta el lugar, pero ya no encontraron nada. Tampoco pudieron verificar el lugar para confirmar si hubo o no destrozos.

Benítez mencionó que los afectados no hicieron una denuncia formal y por tal motivo no tiene más detalles del incidente.

EXTRA se contactó con los encargados del motel, quienes confirmaron que hubo un problema con una pareja, sin embargo, prefirieron no hablar sobre el asunto. Alegaron que en las próximas horas sacarían un comunicado para aclarar lo que en realidad ocurrió.

Se atrincheraron por tres días

Otro caso similar también ocurrió en un motel de San Lorenzo. Una pareja también se atrincheró en una de las habitaciones, pero por el lapso de tres días. El hecho ocurrió en enero y en aquella oportunidad los tortolos intentaron retirarse del lugar sin pagar la cuenta. Ambos estuvieron dentro del reservado por varias horas y alegaron que no tenían dinero. La cuenta subió cerca de los G.1.500.000. Uno de ellos quedó detenido.

Dejá tu comentario