Actualidad

Dos personas murieron por coronavirus en sus casas

Médicos indicaron que ambos fallecimientos fueron súbitos. Un paciente era de Central y otro de Encarnación.

Una persona de 37 años dio positivo al coronavirus, siguió un tratamiento ambulatorio y aparentaba no tener muchas complicaciones. El domingo fue encontrado muerto.

Según reportó el doctor Roque Silva, director de la Región Sanitaria de Central, se trató de una muerte súbita. Según se supo, el joven estaba dispuesto a volver a trabajar desde este martes, cuando se cumplía los diez días de contagio.

El médico explicó que no en todos los casos las personas se recuperan en ese tiempo y depende de la carga viral.

Llamativamente, el martes, don Miguel T. (65) también fue encontrado sin vida en su casa, en el casco urbano de Encarnación por sus familiares luego de dar positivo al virus.

El don se realizó el hisopado el 22 de marzo, desde entonces, él tenía aislamiento preventivo y sus parientes lo iban a ver cada día, tampoco parecía estar tan grave, según el informe policial de la Comisaría 106.

La fiscal Griselda González indicó que la Región Sanitaria se hizo cargo de los trámites.

La doctora Leticia Pintos, directora de Redes y Servicios de Salud pidió ir de urgencias si una persona se siente muy cansada con el mínimo de esfuerzo. Solo en un día recibió llamadas de al menos 30 personas que llevan tratamiento en sus casas y comenzaron a sufrir dificultad para respirar.

“Yo sé que llegar a un hospital y ver gente en sillas desanima, pero es mejor estar sentado en una silla y tener el oxígeno que estar en tu casa sin ninguna ayuda”, dijo.

Pintos indicó que también hay muchos casos de pacientes que fallecen en los hospitales, sin haber estado en terapia.

“Sufren infarto masivo y esos se mueren en las salas o llegan en muy mal estado y fallecen después de intubados”, lamentó.

Clínica Intervenida

Una comitiva fiscal allanó la casa particular de una médica brasileña que ofrecía tratamientos “anticovid” en Santa Rita, aprovechando que los hospitales están llenos.

Si bien al momento del procedimiento no se encontraba ninguna persona internada, se encontraron elementos que hace suponer que el lugar no solo funcionaba como consultorio, sino como una clínica, que según la denuncia no tenía permiso.

La denunciada, Fátima Santana, brasileña, declaró que cuenta con registro profesional.

Con amparo piden camas UTI

Cada vez hay más pedidos de amparo para conseguir una cama de terapia intensiva.

El ministro Alberto Martínez Simón indicó que ninguna orden judicial implica “desconectar” a otros pacientes para beneficial al que pidió amparo. Aseguró que los hospitales tratan de encontrar lugares o buscan asesores legales para responder al documento.

Hasta ayer, reportaron que 70 personas esperaban un lugar en UTI en todo el país.

Dejá tu comentario