Extra

Actualidad

Dos niños fallecieron luego de jugar partidos de fútbol

Un caso ocurrió en Altos; otro, en San Lorenzo.

Dos pequeños campeones jugaron el fin de semana el último partido de fútbol de sus vidas.

En la ciudad de Altos, Gustavito desparramó su talento defendiendo, el domingo, la camiseta de su querido equipo, el club Juventud Guaraní.

Al término del partido, el niño de 12 años estaba con sus compañeritos al costado de la cancha, donde repentinamente se desvaneció y cayó al suelo.

Como no reaccionaba, lo llevaron rápidamente al hospital distrital, los médicos le realizaron reanimación, pero ya no pudieron salvarle la vida.

dolidos

La directora del nosocomio, doctora Cecilia Arenas, explicó que lastimosamente el pequeño ya llegó sin vida.

“En la cancha el niño ya sufrió un paro cardiorrespiratorio. Luego de que le practicaran la reanimación tuvo una leve recuperación, pero sufrió un segundo paro”, señaló la profesional de la salud.

La directora conversó con sus padres. “La mamá asegura que el nene se sometió a estudios médicos antes de empezar a practicar fútbol y dice que estaba todo bien”, indicó.

Los médicos desconocen las causas del paro cardiorrespiratorio, pero sospechan que Gustavito pudo haber sufrido un silencioso aneurisma.

“El aneurisma se detecta con estudios más complejos y muchas veces no se presentan síntomas visibles”, expresó Arenas. La doctora admitió que tras la muerte de Gustavito los trabajadores de blanco quedaron muy dolidos. La comunidad deportiva también demostró su pesar por la pérdida.

Otro botín al cielo

El sábado a la tarde, un niño de 11 años llegó al Hospital Niños de Acosta Ñu tras descompensarse al término de un encuentro de fútbol, en una canchita de San Lorenzo.

“Es un caso muy parecido al de Altos. Este niño sufrió una convulsión al terminar el partido pero no sufrió un paro cardiorrespiratorio, llegó con signos de shock”, indicó el doctor Pío Alfieri, director del nosocomio. El doctor relató que el menor estuvo internado durante 12 horas.

“Luego de estar estabilizado, el domingo volvió a sufrir una convulsión y luego un paro cardiorrespiratorio”, detalló Alfieri. El director manifestó que realizarán una junta médica para analizar el caso porque no les quedó claro qué fue lo que causó las convulsiones porque no se presentaba infección.

Estudios deben ser más rigurosos

El doctor Pío Alfieri indicó que los deportistas deben realizarse estudios de electrocardiograma y ecocardiograma. Sin embargo, hay casos especiales en que el corazón se deteriora.

“Una influenza mal curada puede causar una dilatación cardiaca, que te lleva en seis meses, cuando hace un corte y ocurre el paro”, señaló. La doctora Cecilia Arenas recomienda estudios completos del corazón, de sangre, de los dientes y pulmones.

Dejá tu comentario