Actualidad

Doña pidió trueque de su vieja alpargata por frutas y verduras

Mirtha Sánchez sigue un tratamiento muy costoso para no perder un ojo.

En medio de sus dolores e inundada en lágrimas, Mirtha Sánchez (56), de Lambaré, decidió ofrecer lo más valioso que tenía en casa, unas plantas de orquídea y sus alpargatas viejas, en el grupo de trueques de Facebook: “Cambachivache”, para costear los gastos de un problema de la vista que padece desde hace algunos años.

“Los cambio por verduras, frutas o yogurt descremado, espero no ser molestia en el grupo, pero mi necesidad es grande”, mencionó la doña en los comentarios de la publicación.

Rossana Ruiz Díaz, sobrina de doña Mirtha, contó a EXTRA que su tía viene “peleando” con unos serios problemas de salud y que incluso tuvo que operarse hace unos meses por una infección aguda en un ojo.

“Ella tiene cataratas, diabetes que le afecta en los ojos, además tiene artritis; lo más triste es que cuida también a su mamá de 84 años, por eso no puede trabajar y hay muchos gastos”, contó la joven.

La mujer señaló que Mirtha casi perdió un ojo hace algunas semanas, pero que logró recuperarse, no obstante, los médicos le piden que consuma muchas frutas y verduras durante su tratamiento y por eso pidió el trueque.

Mucha crisis

Doña Mirtha dijo a EXTRA que hasta el momento sobrevive gracias a la ayuda de sus sobrinos. quienes le compran sus medicamentos.

“Yo no tengo hijos, pero mis sobrinos fueron como mis ángeles de la guarda, lastimosamente también son de escasos recursos y no pueden mantenerme todo el tiempo. Hay mucha crisis ahora por la cuarentena”, comentó la mujer.

Solidaridad

La mujer agradeció a la gente por solidarizarse con ella y ayudarla durante este momento de desesperación y angustia en el que vive por su enfermedad.

“Ya se acercaron más de 5 personas a traerme víveres, definitivamente el paraguayo se caracteriza por su solidaridad. Espero que Dios los bendiga a cada uno de ellos, igual les di mis orquídeas”, agradeció, entre lágrimas, la doña de las alpargatas gastadas.

La mujer sigue un tratamiento ocular muy costoso. Para ayudas, contactar al (0991) 279 908.

“Me alegra de corazón que aún existan muchas personas solidarias en nuestro país. No saben cuánta alegría tuvo mi tía, cuando en medio de sus dolores, tocan la puerta y recibió a personas con mercaderías, es una ayuda de Dios”, dice su sobrina Rossana Ruiz Díaz.

Dejá tu comentario