Extra
Destacados

Actualidad

Doña murió de un balazo al cambiar la sábana

Tendía la cama para descansar, pero el arma cayó al piso y se disparó. Los investigadores sostienen que se trató de un accidente.

Un certero balazo a la altura del pecho terminó con la vida de Sulma Gabriela Franco Gómez, en la noche del sábado. Cerca de las 21:00, la desgracia tocó la puerta de la casa familiar, en el Barrio San Blas de Yasy Cañy, Canindeyú.

La mujer de 32 años se preparaba para descansar junto a su concubino, Porfirio Gustavo Otazú (46). Mientras éste se tomaba una ducha, la doña iba a cambiar la sábana de la cama, pero algo muy raro pasó. Según el hombre, Sulma estiró una sábana que estaba sobre el ropero, ésta envolvía al arma que estaba escondida en ese lugar. “Al estirar, la pistola cayó al piso y se disparó”, dijo a EXTRA Sebastián Jara, jefe de la Subcomisaría 20.

El balazo impactó en el pecho de la mujer, lo que le provocó la muerte. Fue trasladada hasta el Hospital de Curuguaty, donde ya llegó sin vida.

En principio, la insólita forma de morir resultaba llamativa, sin embargo, por ahora se descarta otra causa.

“Ella pudo hablar un poco y contó lo que le pasó y se habría constatado que el arma golpeó el suelo”, agregó el uniformado. Acotó que en el lugar personal de Criminalística y peritos realizaron una inspección, analizaron la trayectoria de la bala y concluyeron que fue un accidente.

Su hijo habló

José Morínigo, fiscal, explicó que la misma versión dio el hijo adolescente. “No hay dudas porque estaba su hijo de 14 años, no hay elementos que indiquen violencia, ni indicios que señalen otra cosa”, acotó. No obstante, se tomaron muestras de las manos de la víctima y su marido, para la prueba de parafina.

Dejá tu comentario