Actualidad

Docente dijo que fue extorsionado por policías

Otra víctima fue torturada hasta empeñar su auto.

César Esteche tuvo que vender sus vacas para reponer el salario de cuatro de sus colegas en San Joaquín, Caaguazú.

“No me iban a creer lo que nos pasó”, relató a Monumental 1080 AM.

Sucedió que el pasado 26 de noviembre él se fue al cajero con una colega al centro de la ciudad.

Llevó las tarjetas de otros compañeros de trabajo que no podían ir.

Al pasar por Torín ya de regreso con los salarios ajenos, les paró la policía y les preguntó lo que hacían.

“Nos dijeron que era delito económico y nos pidieron G. 60 millones para no mandarnos a la Fiscalía”, recordó.

Eran dos policías hombres y una mujer. Esteche dice que los reconocería si los vuelve a ver pero no recuerda sus nombres.

Todo lo que vivió retornó a su mente luego de conocerse la extorsión de uniformados a una pareja de brasileños en la comisaría de esa ciudad.

Amenaza

“Nos llevaron hasta la comisaría de Torín. Nos dijeron que si no pagábamos íbamos a salir en el diario y nos iban a acusar de estafa”, reveló.

Señaló que tuvieron que entregar todo el dinero que tenían, G. 16 millones, incluso sus celulares.

Por miedo nunca denunció formalmente pero ahora él está dispuesto a brindar todos los detalles a la Fiscalía.

Me torturó

Miguel estalló de nervios y relató como fue “apretado” por los policías de Torín, para la página Taboada Noticias.

“Ese policía gordito’i me torturó y extorsionó en el fondo (de la comisaría). Es un delincuente, policía de mierda. Sos un bandido”, le gritó a un agente de Torín como a su compañero.

El hombre se animó a encarar a los supuestos policías corruptos después de que llovieron las denuncias.

Detalló que al llegar a Torín le atajaron, le pidieron su documento durante un “control rutinario”, revisaron todo el auto y sin qué ni para qué le detuvieron.

“Le pregunté: ¿Todo en orden mis documentos? Y ahí noté que se quitaron sus portanombres, quería agarrar mi celular y saltó por mi brazo y rompió mi aparato”, recordó.

Empeñó su auto

Después de eso quedó detenido. “Me dijeron para llegar a un acuerdo y me obligaron a girarles 4 millones, plata que no tenía”, agregó.

En el video, la supuesta víctima de la extorsión policial llora de la impotencia por todo lo que pasó, estaba con su hija pequeña y tuvo que empeñar su auto para que lo dejen libre y mostró los rastros de golpes.

Comandancia renovó plantel

En este caso hay cinco uniformados imputados incluido el Comisario de Torín. La Comandancia ordenó el cambio total del plantel.

La fiscala Stella Mary Ramírez indicó que están investigando si hay más policías implicados en el caso.

Las víctimas ya declararon así como el taxista que llevó a la mujer hasta Foz de Yguazú para retirar el dinero. Él fue detenido en Brasil tras conocerse el caso pero devuelto a Paraguay.

Dejá tu comentario