Actualidad

Discutió con su pareja y la empujó al raudal

La víctima fue arrastrada varios metros por las sucias aguas. La mujer que está embarazada casi murió de frío.

Temblando de frío, inconsciente y con el cuerpo embarrado encontraron ayer en el arroyo San Lorenzo a una embarazada, luego de que fuera arrastrada varios metros por los raudales, tras la intensa lluvia.

Según testigos, la joven, identificada como María Belén, cuyos mayores datos personales se desconocen, discutió con su pareja Víctor, alias “El Rubio”, tras una ronda de tragos. En un momento dado él la empujó al arroyo y, debido a que el caudal corría muy fuerte, la mujer fue arrastrada varios metros.

Bomberos voluntarios de la ciudad universitaria la asistieron de inmediato y comprobaron que estaba por morir de hipotermia, ya que estuvo mucho tiempo en las heladas y sucias aguas.

La socorrieron de inmediato al Hospital de Calle’i, donde quedó internada.

Situación de calle

María Belén, al igual que su pareja, son alcohólicos y viven en situación de calle, por lo que este tipo de hechos son frecuentes entre ambos, según comentó a EXTRA el suboficial Roberto Morales.

Al momento de la intervención, tras ver a la Policía local, Víctor huyó del lugar, ya que aparentemente pensó que la mujer estaba muerta.

“Ellos viven debajo del puente y son conocidos porque toman todo el tiempo. Con la lluvia se llenó de agua el lugar, discutieron y le empujó a la mujer”, alegó el uniformado.

Tragó mucha agua

Iván Lugo, uno de los socorristas que auxilió a la mujer, mencionó que María Belén tragó mucha agua y que en el momento en que la sacaron del arroyo tenía una temperatura corporal de solo 32 grados, por lo que perdió el conocimiento y se desmayó por frío.

La Policía Nacional busca ahora a Víctor, ya que de confirmarse el hecho, podría ser imputado por intento de feminicidio.

Dejá tu comentario