Actualidad

Día de la Amistad con gran ausente: Artemio Bracho

Es el primer festejo sin Artemio Bracho. Su hija recordó que siempre fue sencillo cariñoso y detallista.

En la noche del 19 de junio de 1958, Artemio Bracho analizó lo que le dijo a los obreros de la fábrica de tanino de Puerto Pinasco, Alto Paraguay.

Se preguntó cómo podía ser que la amistad no tenga su día después de tener una charla con ellos por el día del árbol.

“Comunicó a un grupo de amigos, hizo una reunión en su domicilio, habló de esa idea, todos estuvieron de acuerdo”, recordó su hija Patricia Bracho (48).

Eso fue el 20 de junio de 1958, la fecha de fundación de la Cruzada de la Amistad.

Inspirado en su idea, Naciones Unidas incluyó en su calendario en 2011 al Día de la Amistad, celebrado el 30 de julio, con el voto de 193 países.

“Era un padre muy sencillo, le gustaba mucho la humildad, mantenía el perfil bajo”, destacó la hija en entrevista a EXTRA.

Sostuvo que ella lo veía atento, cariñoso y detallista con su esposa fallecida 3 días antes que él, Nélida Aquino.

“Nos dejó muchos valores”, dijo.

En su casa de Asunción guardan todas sus medallas, condecoraciones y cuadros que cosechó en sus 96 años de vida.

Inicios

Los primeros festejos de la Cruzada de la Amistad eran veladas de una semana con artistas de renombre como Luis Alberto del Paraná en Puerto Pinasco.

“Se hacía una tarima y ahí se iba la gente actuaba. Habían muchos conjuntos y cómicos”, recordó Carlos Martí (70).

Reveló que Artemio Bracho le operó de apéndice cuando tenía 7 años.

Homenaje

“Trabajó día a día, año tras año para que sea un festejo internacional y luego de 52 años de lucha logró que la ONU pueda reconocer. El mejor homenaje a rendir es que nos sumemos a estos festejos, al sentimiento de amistad, superando las diferencias”, dijo su nieta Susana Bracho.

Aceptarnos

“Era una persona excepcional que amaba la concordia, más allá de las diferencias. No buscaba consensuar sino aceptarnos. Su lema preferido era ‘Por un mundo mejor y más humano’, de hecho logró por lo menos que en ese día nos amemos más”, Cafi Esgaib, Presidenta de la Cruzada.

Desde arriba

“En la semana de la Amistad teníamos actividades constantes, actividades oficiales, participando de eventos, era muy significativo para toda la familia. Emblemático porque sabemos que la amistad ahora se festeja también ahí arriba”, dijo su nieto Eduardo Bracho.

Dejá tu comentario