Actualidad

Detenidos por jugar fútbol en cuarentena

Comisaría ya tiene lleno su calabozo porque cárceles no reciben nuevos reclusos.

Ayer fueron detenidas 11 personas por jugar fútbol en el barrio San Felipe de San Lorenzo, violando la cuarentena inteligente.

Del total, siete eran menores de edad y todos tendrán que declarar hoy ante el Ministerio Público, informó el Comisario Jorge Miranda, de la Comisaría 1ra Central.

"Por día recibimos cerca de 20 llamadas de aglomeración de personas en espacios públicos como copetines, lomiterías, plazas y canchas", mencionó a Extra.

Comentó que en muchos casos, los efectivos acuden al lugar pero al ver a la patrullera de lejos ya entran todos a sus casas, entonces hacen el despeje y la advertencia de que no vuelvan a aglomerarse.

"Hay veces donde no están aglomeradas pero la gente piensa que sí y llaman. Entonces el personal va hasta el lugar, por ejemplo, una parada de micros, y ve que no es así y se cierra el incidente", afirmó Miranda.

Calabozo lleno

En otro orden de cosas, el calabozo de la Comisaría 1ra. ya llegó a su límite con 24 demorados, de los cuales 20 ya tenían que ser derivados a las penitenciarías.

"No solamente nuestro calabozo, si no el de todas las comisarías están saturados porque las cárceles están cerradas, entonces, los reclusos se quedan estacionados en las comisarías", afirmó el Comisario.

Sostuvo que los calabozos son lugares de tránsito, donde como máximo hasta tres días tiene que quedarse la persona, pero últimamente hay personas que se están quedando dos más de dos meses.

"Es una doble responsabilidad cuando tenemos hacinamiento en los calabozos porque tenemos gente que se enferma, que se lesiona, que no recibe visitas y tenemos que gerenciar para sus alimentos porque no podemos hacernos de los desentendidos", concluyó.

Dejá tu comentario