Extra
Destacados

Actualidad

Detave: exgeneral y funcionarios son imputados por corrupción

Audios de un supuesto negociado complican al exdirector.

En Aduanas siempre corrió la voz del famoso “maletín” de los viernes, que entre los aduaneros era conocido como la “pizza”. Se trataba de una alta suma de dinero por hacer la vista gorda a los productos que entraban en el país con documento dudoso.

La recaudación era distribuida en tajadas entre los muchachos.

Esta “práctica” fue descubierta el viernes y cayó nada más y nada menos que el general retirado Ramón Benítez.

El mismo que exterminó a los integrantes del ACA, ahora está atrapado sin salida dentro de un esquema mafioso, que instaló desde su cargo de director del Detave.

Según la investigación, lideraba ese quema de corrupción para el ingreso o salida de productos de contrabando y fue imputado ayer por este hecho, además de asociación criminal y cohecho pasivo agravado.

Como todos los viernes, el general retirado recibía fuertes sumas de dinero para liberar cargas de contrabando, dijo el fiscal René Fernández.

“Había un sistema de distribución (del dinero). Una parte de eso era entregado al general Benítez. Esas entregas se hacían los viernes”, explicó.

Por este caso hay media docena de funcionarios imputados. Seis de ellos; Fredi Rubén Gauto, agente especial investigador encargado de Canindeyú y San Pedro; Diego González Aguilera, agente especial investigador de Alto Paraná-Yguazú.

Además, el agente policial Luis Carlos Prudhomm ya están arrestados, pero esperan la orden del juez José Agustín Delmas, quien decidirá hoy si pasarán a alguna de las penitenciarías.

Esquema de trabajo

Las sumas de dinero que llegaron a cobrar varía de entre 1.000 dólares (G. 5.550.000), 1.500 dólares (G. 8.325.000) y 2.000 dólares (G. 11.100.000) a G. 60 millones. Además, encontraron casos de entrega de USD 7.000 (G. 38. 850.000).

El día de su detención (del exgeneral) se encontró 2.600 dólares (G. 14.430.000), que los intervinientes encontraron debajo de su colchón.

De ese monto, unos 1.500 dólares (G. 8.325.000) fueron preparados por la Fiscalía, en donde se fotocopió cada billete.

Este sería el segundo caso de un general pillado en un esquema de corrupción, el primero fue el Gral. Humberto Garcete condenado, que estuvo metido en autotráfico.

“Tienen que estudiar baja deshonrosa”

El constitucionalista Hugo Estigarribia explicó que Ramón Benítez es un general retirado, por lo que la justicia ordinaria lo deberá juzgar.

“Sin duda, se debería estudiar la baja deshonrosa, porque tengo entendido que eso es para los militares activos, pero podría ser una posibilidad que Justicia Militar pueda hacerlo”, dijo el entendido.

Estigarribia agregó que es casi improbable que se le pueda quitar la jubilación de este militar retirado.

“Es un derecho ganado. La jubilación es por todos los años de aportes y de servicio que tuvo a la patria. Tampoco creo que le puedan sacar ese beneficio, igual si lo llegan a declarar culpable”, indicó el exsenador.

El general Benítez fue comandante de la FTC desde agosto del 2014. En su gestión mató a 10 supuestos miembros de la ACA y otros 21 detenidos. Ocho meses después, Horacio Cartes lo destituyó luego de un procedimiento irregular en Kurusú de Hierro (Concepción) donde Hermenegildo Ovelar murió abatido y María Gloria González quedó gravemente herida.

Lío para empresarios y periodistas

Durante la conferencia de prensa donde se brindó detalles del operativo “Brillante”, donde arrestaron a Ramón Benítez, el ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio adelantó que este caso salpica a varios empresarios y además periodistas, pero por cuestiones de investigación, aún no se revelará las identidades.

En un audio difundido por Telefuturo se escucha a Benítez hablar con otro funcionario de una supuesta carga que vendría de Coronel Oviedo hasta la capital y que necesita “vía libre” desde allí. “¿Cuánto quiere pagar”, dice el exmilico. “Uno por cada puesto”, contesta su interlocutor. A lo que responde: “Sa’i lento la recaudación (es poco eso)... Después pedile un poco más”, insiste el general.

Benítez lanzó su candidatura a la presidencia 2018 con su movimiento “Reserva Patriótica”. Está casado con Liz Torres Laconich, Directora General de Auditoría del MEC y encargada de la Unidad Ejecutora de Programas y Proyectos que administra el FONACIDE.

Dejá tu comentario