Extra

Actualidad

Desde su auto BMW repartió comida para pagar promesa

Embed

Ver a un muchacho bajar a las apuradas de su lujoso auto BMW descapotable y repartir comida en hospitales y semáforos, dejó sorprendidísima a la gente de Ciudad del Este y Presidente Franco, el pasado 8 de diciembre.

Nadie entendía qué habría motivado al joven a realizar tan noble gesto.

Se trata de Guido Aveiro, un conocido peluquero de la capital de Alto Paraná, que por tercer año consecutivo se dispuso a pagar su promesa a la Virgen de Caacupé, pero de una manera diferente.

"No hago esto para ganar fama, lo hago porque me parece la mejor manera de agradecer a mi Madrecita azul todo lo que ella me dio”, explicó el promesero.

Contó que viene de una familia de peluqueros; 6 de sus hermanos se dedican al mismo rubro. “Empecé desde abajo, siendo ayudante en un salón; hoy ya tengo 4 sucursales”, dijo.

Críticas

El joven repartió a la gente más humilde que encontraba a su paso, más de 500 kits de comida, que contenía una porción de pollo con ensalada y mandioca. Recorrió hospitales y calles de ambas ciudades. “Empezamos a las 7:00 de la mañana y terminamos a las 20:00”, contó.

El peluquero dijo que es la primera vez que publica en el Facebook lo que hizo y que no pensó que tendría tanta repercusión.

Señaló, igualmente, que hubo gente que le criticó porque pagó su promesa en un lujoso auto. “Una señora me trató de narco y yo creo que no solo los narcos pueden tener este tipo de autos”, señaló.

[video width="720" height="1280" mp4="http://www.extra.com.py/wp-content/uploads/2017/12/23680227_1676645735743561_4464425312268058624_n.mp4"][/video]