Actualidad

Desaparecida en CDE: "¿Qué harían si esta fuera su última noche?"

La joven dejó una dura carta bañada en sangre y desapareció.

“Yo ya no puedo más, te necesito” fue el último mensaje que envió Giani Morales (21) a su amigo Ronald Quevedo (21), antes de su llamativa desaparición.

Desde el viernes a la madrugada nadie en Ciudad del Este sabe el paradero de la joven, quien dejó una carta de “despedida” escrita en puño y letra y bañada en sangre.

En medio del llanto, Ronald contó a EXTRA que el jueves a la noche, horas antes de su desaparición, estaban tomando en una peña con unos amigos en el alquiler de Giani.

“Es bastante raro, a mí me contaba todo y yo ya iba a notar si planeaba algo malo”, dijo el joven.

Según el relato del amigo, Giani, en medio de la farra, les preguntó: “¿Qué harían ustedes si esta fuera su última noche?”, a lo que todos se rieron y lo tomaron de broma. Ella misma volvió a responderse: “Yo haría lo mismo que estoy haciendo hoy, compartir con mis amigos”.

Sin rastros

A pesar de que la policía y sus propios amigos la buscan intensamente en Ciudad del Este y en todo el departamento, hasta el momento nadie sabe sobre su paradero, ni tienen rastros de cómo ubicarla.

“Es increíble, pero ni los vecinos la vieron cuando salió. De igual forma ya tomó este caso la policía del Departamento Antisecuestros”, indicó el fiscal del caso, Sergio Villalba.

Ronald contó que lo más triste es que hasta el momento solo él es el responsable de su búsqueda, ya que la familia de la desaparecida que está en España aún no preguntó por ella.

Muchos problemas

Según contó Ronald, Giani habría entrado en cuadro depresivo grave desde hace unas semanas, debido a que tenía muchas cuentas por pagar.

“Teníamos un bar juntos, se fue a la quiebra y quedamos con cuentas, los vendedores le requerían mucho y eso le atormentaba”, comentó el amigo.

Quevedo contó que la Giani estaba viviendo con su pareja, pero que terminaron la relación, lo que entristeció aún más a la chica.

Discriminación

Al parecer, la joven era muy discriminada en la ciudad por su orientación sexual y por su peso. Incluso le negaban trabajos por esta condición. “Todos sabemos que es demasiado difícil para una gorda, lesbiana y tatuada conseguir trabajo”, decía una parte de la carta que dejó en su alquiler.

Dejá tu comentario