Extra

Actualidad

Depredador violó a mujeres ¡embarazadas y con hijos!

Su mujer lo defendió a muerte y dijo que sótano era contra temporal.

“Le dije que estaba indispuesta y no le importó. Me arrastró hasta un baldío y me violó”. Esto fue parte del escalofriante relato de una joven capiateña, víctima del recientemente detenido violador en serie, Mario César González.

La mujer de 29 años, con 2 meses de embarazo, cayó en las garras del hombre, a quien poco le importó su estado de gravidez y abusó sexualmente de ella.

“Una chica denunció que la agarró con su bebé en brazos. A ella no llegó a violarla porque su hijo lloraba, pero le manoseo y después le sacó todo lo que tenía”, contó a EXTRA el comisario Luis Goiburú, jefe de la Comisaría 33, Central.

Policía de profesión, el hombre fue dado de baja hace 10 años, pues aparte de su labor en la Comisaría 10ma. de Mariano Roque Alonso se dedicaba a vender drogas.

Cuatro años después de dejar las filas policiales, empezó a cometer abusos sexuales. En ese entonces las víctimas eran niños.

Desde allí, César tuvo que buscar otros medios de subsistencia y aprendió diversas profesiones.

“Él es albañil, técnico en reparación de celulares y peluquero”, detalló Alicia, su mujer, con quien tiene dos hijos.

La señora salió al paso de las acusaciones contra su marido y lo defendió. “Ese búnker, como dicen en la tele, que era para guardar cosas robadas lo hicimos para resguardarnos del temporal”, alegó. Además, cuestionó a quienes lo denunciaron por abuso. “Que den la cara”, exigió.

Según la doña, el acondicionamiento del sótano está hecho para que entren allí “cuatro personas paradas”. Sin embargo, el subcomisario Jorge Olmedo, de Antisecuestros explicó que estaba estratégicamente construido bajo una cama. “Como para que al pisar no se sienta el hueco”, refirió.

Agregó que se considera al detenido como un “depredador sexual”, pues “se preparaba para pasar “a otro nivel”, dijo.

Denuncias

El comisario Luis Goiburú, jefe de la Comisaría 33 local, contó que en la mañana de ayer cinco nuevas víctimas se acercaron a denunciar. Las afectadas ascienden a casi una veintena y no se descarta que aparezcan más.

¿Esposa enamorada de su victimario?

La psicóloga forense Mirna Vallejo comentó a EXTRA que aparentemente la pareja del hombre sufriría el síndrome conocido como de Estocolmo: la víctima se enamora de su verdugo.

“Me inclino a que investiguen más a ella. Si no es víctima puede que esté participando también. Me preocupan los niños”, refirió. Agregó que la mujer justifica a su marido, lo que es muy sospechoso.

Dejá tu comentario